Cómo encontrar una relación seria en línea

Es el primer paso para una relación estable y seria. Lee sobre cómo usar tinder para conseguir citas ¡Comparte esta información en tus redes sociales y no olvides dejarnos tus comentarios! Ver También: Las 3 Verdades Más Importantes Para Encontrar Pareja De Por Vida; Cómo Saber Si Es Amor Verdadero O Capricho; Cómo Encontrar Una Pareja ... Un beso o una caricia no tiene nada de malo. No temas decirles a las personas más cercanas en tu vida. Una relación honesta es una relación seria. Finalmente, recuerda que tus acciones definen lo que piensas. Trata a los demás como quieres que te traten a ti. Y si la relación que estás llevando en este momento va hacia algo realmente ... Sin embargo, la verdad sobre encontrar a una pareja ideal es en realidad muy simple, es sólo que mucha gente no sabe dónde buscar o cómo empezar. Si quieres salir de la soltería e iniciar una relación amorosa, este artículo está dirigido a ayudarte a encontrar la manera de iniciar tu búsqueda. Ourtime es una plataforma ideal para los solteros que buscan una relación estable. Su público es formado en su mayoría por solteros con más de 50 años. La mayoría de los miembros son divorciados o viudos que buscan una segunda oportunidad para encontrar un nuevo amor para compartir los buenos momentos de la vida. Aunque las tasas de matrimonio han disminuido en los últimos diez años entre hombres y mujeres, muchas personas todavía están buscando esta unión. Prestar atención a las tendencias recientes en el matrimonio puede darte pistas acerca de cómo encontrar una esposa con la que puedas construir un matrimonio sólido. Una muestra de esto es la cantidad de personas que se conocen a través de internet gracias a páginas o aplicaciones de citas en línea y que en muchos casos culminan en un exitoso casamiento ... Se reúnen, van en citas y, finalmente, entran en una relación más seria. La gente no persigue citas en línea para terminar con parejas virtuales, pero lo hacen para la cosa real. La mayoría de la gente no compra la posibilidad de tener algo ” demasiado bueno para ser verdad “; van por lo que es verdadero.

Diseño web Talavera

2019.07.08 15:35 Beaspaces Diseño web Talavera

Antes de contratar un diseño web talavera, quiero explicar las diferencias entre una landing page y un sitio web.
P: Mi negocio es muy pequeño, solo yo y dos empleados, y nuestro producto realmente no se puede vender en línea. ¿Realmente necesito un sitio web?
A: Esa es una buena pregunta. De hecho, es una de las preguntas más importantes y más frecuentes de la era empresarial digital. Antes de responder, sin embargo, volvamos a la primera vez que se me hizo esta pregunta. Fue alrededor del año 1998, durante los primeros años de internet.
Entonces, ¿debería su negocio tener un sitio web, incluso si su negocio es pequeño y vende productos o servicios que no cree que puedan venderse en línea? Mi respuesta es: Sí, si tiene un negocio, debería tener un sitio web. No hay duda. Sin duda.
Además, no sea tan rápido como para descartar su producto porque no se puede vender en línea. Hoy en día, hay muy poco que no se puede vender a través de Internet. Más de 20 millones de compradores están ahora en línea, comprando todo, desde libros, computadoras, automóviles, bienes raíces, aviones de reacción, gas natural, etc. Si puedes imaginarlo, alguien descubrirá cómo venderlo en línea.
Permítanme aclarar un punto: no estoy diciendo que deba dedicar todos sus esfuerzos a vender sus productos a través de Internet, aunque si su producto se presta a ventas en línea fáciles, ciertamente debería tenerlo en cuenta. El punto a destacar aquí es que, al menos, debe tener presencia en la web para que los clientes, empleados potenciales, socios comerciales y quizás incluso los inversores puedan encontrar más rápida y fácilmente más información sobre su negocio y los productos o servicios que tiene. ofrecer.
Dicho esto, no es suficiente que solo tengas un sitio web. Debes tener un sitio de aspecto profesional si quieres que te tomen en serio. Dado que muchos consumidores ahora buscan información en línea antes de realizar una compra en una tienda física, su sitio puede ser la primera oportunidad que tenga de causar una buena impresión en un posible comprador. Si su sitio parece haber sido diseñado por un barril de monos con daltonismo, se perderá su oportunidad de causar una buena primera impresión.
Una de las grandes cosas de Internet es que ha nivelado el campo de juego cuando se trata de competir con los grandes. Como se mencionó, tiene una oportunidad de causar una buena primera impresión. Con un sitio bien diseñado, su pequeña operación puede proyectar la imagen y la profesionalidad de una compañía mucho más grande. La inversa también es cierta. He visto muchos sitios web de grandes compañías que estaban tan mal diseñados y eran tan difíciles de navegar que carecían por completo de profesionalidad y credibilidad. Bien por ti, demasiado malo por ellos.
También menciona que la suya es una operación pequeña, pero cuando se trata de beneficiarse de un sitio web, el tamaño no importa. No me importa si eres un show de un solo hombre o un gigante corporativo de 10,000 empleados; Si no tiene un sitio web, está perdiendo negocios frente a otras compañías que sí lo tienen.
Aquí está la excepción a mi regla: en realidad es mejor no tener ningún sitio web que tener uno que haga que su negocio se vea mal. Su sitio habla mucho sobre su negocio. O bien dice: "Oye, mira, ¡tomamos nuestro negocio tan en serio que hemos creado este maravilloso sitio para nuestros clientes!" o grita: "Oye, mira, dejo que mi sobrino de 10 años diseñe mi sitio. ¡Buena suerte en encontrar algo!"
Su sitio web es una parte importante de su negocio. Asegúrate de tratarlo como tal.
Usted creó su sitio web para atraer clientes y clientes potenciales en línea, ¿realmente necesita más páginas? Es tentador poner su sitio web y considerar que la casilla de plomo en línea está marcada. Sin embargo, este no es el caso.
Cuando se trata de una página de destino frente a un sitio web, su sitio web es su primera impresión en línea, mientras que su página de destino es solo una parte de esa impresión; Tu apretón de manos, saludo, o sonrisa. Necesita ambos para que su primera impresión en línea realmente brille. En algunas situaciones, un sitio web puede ser más efectivo que una página de destino y viceversa. En este blog, veremos algunas de las situaciones más comunes en las que te estarás preguntando a la hora de decidir entre una página de destino y un sitio web.
Sitio web: su sitio web es un conjunto de páginas interconectadas con detalles sobre su negocio. En general, los sitios web de negocios explican qué es el negocio, qué hace, y los productos y servicios disponibles. También puede alojar páginas especializadas como su blog de negocios , página de inicio de sesión o un foro. El propósito principal de un sitio web es describir y explicar su organización o negocio.
Página de destino : una página de destino está diseñada para describir una oferta, tal vez un cupón, un libro electrónico o una prueba gratuita, y animar a los visitantes a reclamarlo. Aunque está conectado al sitio web, destaca elementos esenciales centrados en la conversión y, por lo general, no tiene botones de navegación ni otros enlaces. El objetivo principal de una página de destino es impulsar las ventas o captar clientes potenciales.
Página de inicio vs sitio web: cuándo usar su sitio web
página de inicio vs sitio web
Cuente su historia: con una página Acerca de nosotros, Misión, Valores, Ubicaciones, Contáctenos y otras páginas, puede explicar, en sus propias palabras, qué es su negocio y de qué se trata. Considere todas las preguntas comunes que un cliente pueda tener sobre su negocio. Este es el lugar para responderlas. Su sitio web le permite organizar la información de una manera que tenga sentido. En una sola página de destino, toda su información se apilaría y los usuarios probablemente no se desplazarían a la información hacia la parte inferior. La clave es organizar su contenido web de forma centrada en el cliente. Recuerde, lo que tiene sentido para usted puede que no tenga sentido para su mercado objetivo. Algunas pruebas de usuario pueden ayudarlo a decidir qué páginas deben ir a dónde.
Explique sus productos / servicios: los usuarios que buscan términos generales como "jardinería", "dentista" o "vestidos azules" probablemente necesiten más información antes de comprar. Es posible que no estén seguros de lo que necesitan o de lo que están disponibles. Con su sitio web, puede mostrar en detalle lo que ofrece y animar a los clientes a profundizar.
Tenga en cuenta que el propósito de un sitio web es informar, no necesariamente vender, ese es el trabajo de la página de destino. Es mejor hacer que su sitio web sea útil e informativo. Aquí hay algunos escenarios en los que necesitaría un sitio web, y cómo debería verse esta parte de su sitio web.
Comercio electrónico: al igual que los pasillos de una tienda, las diferentes páginas de su tienda en línea organizan sus productos por marca o tipo. También puede describir cada categoría de producto y responder preguntas o resaltar características clave.
Prestación de servicios: con páginas de servicio dedicadas, los usuarios pueden encontrar lo que buscan más fácilmente. Esto también hace que su mensaje sea más claro y garantiza que cada servicio reciba la atención que merece.
Diferentes ubicaciones: cuando cada ubicación tiene una página en su sitio web, los visitantes pueden obtener más información sobre la ubicación cercana a ellos sin realizar una búsqueda por separado.
Proporcione una función: si ofrece una forma de hacer pedidos en línea, programar una cita o descargar investigaciones, necesitará más de una página. Esta sección de servicio en línea está conectada a la parte pública de su sitio web, sin embargo, estaría "cerrada", lo que significa que requiere información de inicio de sesión para acceder. Los clientes potenciales, los clientes o el personal pueden acceder a esta funcionalidad.
Aquí hay algunos ejemplos de funciones que su sitio web puede proporcionar.
Tienda: Si está vendiendo productos, necesitará varias páginas para recopilar de forma segura la información de los clientes y llevarlos a través del proceso de compra.
Programación: puede usar un calendario, registro de citas o un formulario para completar esto, pero todo esto requerirá varias páginas.
Investigación: si bien se puede acceder a algunos trabajos de investigación a través de las páginas de destino (más sobre esto más adelante), una biblioteca de investigación para usuarios seleccionados requerirá un área separada y cerrada de su sitio web.
Foros: Para que los usuarios dejen comentarios o comiencen discusiones sobre un tema o publicación, necesitarás un sitio web.
Funcionalidad personalizada: con el desarrollo adecuado, su sitio web puede proporcionar todo tipo de funcionalidad específica para sus productos, servicios, modelo de negocio, personal o clientes.
Relación con los clientes: su sitio web le permite mostrar la cultura, la misión, los valores y el estilo de su empresa. La voz de su marca y el diseño de su sitio web deben trabajar juntos para lograr una apariencia a la que se conecten los clientes ideales.
Si bien esto se puede lograr con una sola página, es más difícil crear un mensaje claro. Con un sitio web, puede comunicar diferentes mensajes, como su misión o valores, en páginas dedicadas, mientras mantiene un estilo coherente en todo el sitio.
Misión: El objetivo de tu empresa. Ejemplo: resuelva un problema, ayude a las personas a vivir una vida mejor o proporcione una experiencia fantástica.
Valores: los ideales o la ética que impulsan su empresa. Ejemplo: honestidad, perseverancia, dedicación, trabajo duro o integridad.
Cultura: cómo es trabajar en tu empresa. Ejemplo: casual o profesional, rápido o relajado, familiar o jerárquico.
Estilo: El ambiente o actitud de su empresa. Ejemplo: moderno y divertido, académico e informativo, prestigioso y serio.
Página de inicio vs Sitio web: cuándo usar una página de destino
página de inicio vs sitio web
Publicidad PPC: Google juzga la calidad de los anuncios de pago por clic (PPC) en parte por su relevancia para la página vinculada, y una página de destino específica creada alrededor del anuncio será más relevante que una página general de Productos o Servicios. Esto significa que aparece más alto en los resultados de búsqueda y brinda a los visitantes lo que están buscando. Puede usar publicidad PPC y una página de destino dedicada para cualquiera de las siguientes ofertas:
Nuevo producto: apunte las palabras clave relevantes en su anuncio de PPC y cree una página de destino con su nuevo producto. Esto le permite impulsar las ventas al resaltar este producto exclusivamente.
Descuento: los clientes que buscan un precio particular probablemente responderán a las palabras clave relacionadas con el costo y una página de destino con un descuento.
Evento: aunque también es aconsejable incluir un evento en su sitio web para sus clientes o admiradores existentes, una página de destino llegará a los usuarios que buscan exclusivamente el evento y es posible que no estén buscando su negocio.
Nueva ubicación: esto también debe adjuntarse a su sitio, pero agregar una página de destino con una campaña de PPC le dará a la nueva ubicación más visibilidad desde el principio.
Imanes de plomo: su imán de plomo puede ser cualquier tipo de contenido útil que se puede seleccionar mediante un formulario. Un usuario completa el formulario en la página de destino, proporcionando al menos su nombre y correo electrónico para que se conviertan en clientes potenciales, a fin de ver la oferta en la página de agradecimiento adjunta. Esta es la razón por la que una página de destino también se puede llamar una página de inclusión o captura de clientes potenciales.
Diseñe su página de destino especialmente para el imán principal, con todo el enfoque en el contenido, la forma y las palabras clave. Envíe el enlace de la página de destino a sus clientes potenciales existentes como una estrategia de fomento de clientes potenciales o utilícelo con medios sociales , palabras clave orgánicas específicas o publicidad PPC para generar nuevos clientes potenciales.
Con una página de destino, no tiene que actualizar todo el sitio con cada nueva oferta de contenido. Aquí hay algunas ofertas de contenido o imanes de plomo que podría usar:
Seminario web: responda las preguntas de los clientes con un panel de expertos o su propio personal en un video en vivo o pregrabado.
Ebook: comparta su experiencia en la industria en un libro electrónico informativo.
Prueba gratuita: con una muestra gratuita o una oferta de servicio limitada, puede atraer clientes interesados ​​y de alta calidad.
Guía: lleve nuevos clientes potenciales a través de un proceso complicado, paso a paso.
Lista de verificación: proporcione todos los pasos o elementos necesarios para completar una tarea.
Llamada de atención: sin botones de navegación, enlaces, blogs u otras distracciones, una página de destino mantiene y dirige la atención de un visitante mejor que todo el sitio web. Cuando un usuario llega a una página de destino, solo puede completar la oferta o volver a los resultados de búsqueda.
Pruebas: dado que una página de destino es solo una página con un enfoque, es mucho más fácil de probar que partes de su sitio web. Algunas empresas prueban dos o tres versiones diferentes de la página de destino, otras prueban 40 o 50. Con las herramientas adecuadas, puede probar su página continuamente, haciéndola lo más fácil de usar y convincente posible.
Cualquier tipo de página principal, página de destino o página de compresión puede, y generalmente debería, ser probada. Esto es especialmente cierto si la promoción de la página principal es a largo plazo, o si no está funcionando tan bien como se esperaba. Aquí hay algunos aspectos de tu página que puedes probar;
Copia: el texto en las páginas de destino suele ser breve, pero se debe seleccionar cuidadosamente qué hay allí. Agregar un poco más de información, eliminar texto excesivamente prolijo o hacer que la copia esté orientada a la acción puede cambiar el impacto de la página.
Personalización: las páginas que personalizan el contenido con información existente sobre clientes potenciales suelen tener tasas de conversión mucho más altas .
Voz: Dependiendo de su audiencia, hacer que su página sea más informal o profesional, alegre o seria, detallada o general, puede marcar la diferencia.
Medios: Agregar o cambiar una imagen o un video puede cambiar las tasas de conversión. Por ejemplo, las imágenes con caras de personas tienden a inspirar más confianza que las que no tienen. Las páginas de destino con videos tienden a funcionar mejor que las que no lo tienen.
Palabras clave : elegir las palabras clave adecuadas puede afectar la cantidad de personas que ven la página y si la página de destino es relevante. Pruebe diferentes palabras clave en los anuncios o en el SEO en la página y evalúe el tráfico y las conversiones.
Atraiga clientes diferentes: no tiene un solo saludo para todas las personas que conoce y no debe tener una sola página para todos sus clientes. Si bien su sitio web sigue siendo el mismo, puede crear páginas de destino personalizadas para atraer a ciertos segmentos del mercado. Tenga en cuenta que el contenido, la oferta, el estilo de la página y la publicidad que elija determinarán el impacto de la página en el nuevo mercado.
Ubicación: las páginas de destino dedicadas a una ubicación específica facilitarán la búsqueda de los clientes en esa área.
Demográficos: la edad, los intereses, la educación y otros factores pueden influir en los productos o servicios que buscan los clientes y a qué tipo de páginas de destino responderán.
Precio: algunos clientes buscan calidad, independientemente de los gastos, mientras que otros compran solo por el precio. La página de destino correcta puede ayudarlo a dirigirse a cualquiera de los grupos y señalarlos hacia los productos, servicios o contenido correctos.
Si se está preguntando sobre una página de destino frente a un sitio web, considere usarlos a la vez. Cada uno debe ser usado para diferentes cosas, y ninguno debe ser reemplazado por el otro. Si no ha utilizado las páginas de destino anteriormente, o si aún no ha creado un sitio web, ahora es el momento perfecto para comenzar.
Diseño web talavera o diseño web Toledo
submitted by Beaspaces to u/Beaspaces [link] [comments]


2017.08.12 06:19 Subversivos Me preocupa oír a los míos defender más que nadie a Maduro... ¡que hay víctimas, hombre!" / "Nadie que haya vivido la Transición diría las cosas que hoy dicen algunos en IU, faltando al respeto a nuestros padres" / "La izquierda federalista tiene que plantarse sin ambages ante el desafío catalán".

Gaspar Llamazares (Logroño, 1957) es un extraño pedazo de pan metido a político y además de izquierdas, que esto en España requiere un plus. De pasarlas canutas con Paco Frutos ha pasado a pasarlas moradas con Pablo Iglesias. O, para ser más precisos, a llevarse algún que otro zapatazo, y alguna que otra invitación a pastar, a cuenta del efecto acomplejador de Iglesias en las “neuróticas” filas de IU. O de un PSOE que parece Yo, Claudio –esto no se le ocurrió a él, pero se rió mucho…-. Ahora, el hombre que no mató a Liberty Valance pero que sí vio su cara en los carteles con que el FBI quería dar caza a Bin Laden acaba de registrar, junto a Baltasar Garzón, un partido político que se llama Actúa y que no se sabe aún oficialmente si va a concurrir a las elecciones. Oficialmente hay tiempo de pensárselo de aquí a las europeas.
Tiene usted razón, señorita, para qué nos vamos a engañar: es verdad que desde que hemos registrado Actúa como partido político, o nos ríen la gracia a mandíbula batiente o nos entran a degüello. No hay mucho término medio, no. Nosotros, desde luego, no hemos hecho nada con voluntad de polémica, hemos tenido que inscribirnos como partido porque era la única opción que nos habían dejado de proteger la marca. Es que hay una empresa que al parecer también usaba la expresión Actúa y amenazaban con una demanda a no ser que la retiráramos o hiciésemos constar que sólo nos interesaba a efectos políticos, no comerciales. Si ya dijo no sé quién el primer día, cuidado, que la palabra “Actúa” se usa mucho en publicidad... Pero no, seguro que la empresa que nos ha buscado las cosquillas no tiene agenda política oculta, es sólo una empresa. ¿Qué empresa? Pues no se lo voy a decir, perdóneme...
¿Que si tengo miedo de que esto acabe como aquella historia de mi cara en los carteles del FBI buscando a Bin Laden? Esperemos que no. Aquello dio lugar a un procedimiento judicial que hoy en día está prácticamente sobreseído. Yo intenté ir a juicio en Estados Unidos, lo intenté en serio a través de una organización americana especializada en la protección de la imagen, pero no se atrevieron, y eso que era ya en la época de Obama. Primero empezaron a enredar pidiendo la traducción al inglés de todos los documentos, luego salieron con que la responsabilidad sólo se podía pedir a la embajada americana en España. En fin, se han ido pasando la pelota unos a otros y al final, nada.
¿Cómo dice, señorita? ¿Qué esta historia mía le recuerda a la de Paco el de la Bomba, el vecino de Palomares que ayudó a los americanos a encontrar la bomba termonuclear que se les había caído allí, que reclamó y reclamó, que llegó a pedir 20 millones de dólares, y sólo se llevó calderilla y una mención? Pues sí, no me extraña nada, estos no te dan ni agua. Y conste que yo no pedía dinero, sólo quería una rehabilitación de mi imagen, de mi cara, de mi pelo.
Patricia Conde presume de cuerpazo en las redes socialesPatricia Conde presume de cuerpazo en las redes socialesBeatriz Martínez de OlcozLa presentadora, muy activa en las redes sociales, ha compartido una imagen en la que deja ver una espectacular figura animando al resto de mujeres a hacer lo mismo, pero sobre todo, a quererse. recomendado por Oiga, que yo estuve cinco años sin salir de vacaciones al extranjero porque mi hija estaba asustada, temíamos que en cualquier frontera pudiéramos tener un lío. ¿Se imagina que fuese ahora, con las delirantes restricciones migratorias de Donald Trump? Vamos, que el tema tuvo consecuencias más allá de dañar mi imagen. El entonces ministro de Defensa, Pepe Bono, escribió una carta a la entonces portavoz demócrata en el Congreso, Nancy Pelosi. El ministro de Exteriores también se involucró, pero nada, todo el mundo lo lamentaba con la boca pequeña y sin plantearse ningún desagravio serio. Que esto ha sido un artista forense con demasiada creatividad, te decían. Y se quedaban tan panchos. ¿Pero de verdad les parece normal hacer montajes de fotos de gente viva para cosas así? ¡Es una barbaridad!
Baltasar Garzón y Gaspar Llamazares en un acto de la plataforma Actúa el pasado mes de abril. Baltasar Garzón y Gaspar Llamazares en un acto de la plataforma Actúa el pasado mes de abril. E.P. Cambiando de tercio me comenta usted ese chascarrillo tan simpático que sí, ya sé que hace días que corre, que dice que desde el momento en que nos hemos juntado Baltasar Garzón y Gaspar Llamazares, sólo nos falta Melchor. Un chiste muy socorrido está siendo ese, sí. Más allá del chiste: me comenta usted que el mismo día que saltó la noticia de la inscripción de Actúa como partido político, a uno de los nombres propios del proyecto, el magistrado José Antonio Martín Pallín, le faltó tiempo para desmarcarse públicamente. Que él no quería saber nada de estar en un partido político y de concurrir a elecciones, dijo. Bueno, es verdad que aquí siempre hemos estado unos y otros a distintas velocidades, con enfoques distintos. Martín Pallín avisó lealmente desde el primer día de que él no quería hacer nada que ni remotamente pareciera que podía fraccionar la representación política de la izquierda. Quizá no le hemos sabido explicar bien el carácter estrictamente instrumental de este tema, de esta inscripción, que en sí no prejuzga para nada que esto vaya a devenir un partido político. Ni mucho menos un competidor electoral de nadie.
Si Actúa debuta electoralmente será en unas europeas para aprovechar la circunscripción única, como Podemos Sí, probablemente no hemos sabido explicarle bien esto a Martín Pallín, entre otras cosas porque el tema nos estalló en las manos a principios de agosto, todo esto que le decía de la marca, señorita. La verdad es que nos quedamos todos muy extrañados, yo el primero. Aunque Teresa Aranguren también me llamó, muy sorprendida. Para empezar, en el Ministerio del Interior nos decían que esto iba muy para largo, al principio todo eran pegas, y así de un día para otro, de repente.
¿Cómo dice? ¿Si yo creo que en Interior alguien puede haber dado la consigna de acelerar nuestra inscripción como partido para j… a alguien? No lo creo, no. Yo estoy segura de que era y es un tema puramente administrativo. Mire, en cuanto se asoma usted al registro de partidos, se encuentra con que hay miles de ellos, de partidos y de partidillos unos vivos, otros medio muertos, otros en coma. El registro de partidos políticos debe de ser una locura. En una futura reforma electoral contemplamos la posibilidad de declarar muertos a todos los partidos que lleven más de determinado tiempo de inactividad; sí, de desconectarles el respirador, se podría decir así. No se ha hecho nunca, y hay miles y miles.
Pero de verdad que en nuestro caso la actividad política y electoral no se puede ni prejuzgar ni descartar. Protegemos la marca por si acaso, porque ya veremos. Hasta ahora Actúa sólo ha hecho un análisis de la situación de la izquierda, de la necesidad de vertebrar una mayoría frente al PP.
Foto: Gtres Foto: Gtres Me pregunta usted a quemarropa si, teniendo en cuenta que el sistema electoral español es una carrera de obstáculos para todos los partidos pequeños, si nos estamos reservando para las elecciones europeas, las únicas que se juegan con circunscripción única, ahí dio la sorpresa Podemos (carraspea). Bueno, sin duda ese es el marco electoral más favorable, sí. Podemos no despegó en unas elecciones generales, donde el sistema mayoritario es un gran lastre. Ni en las municipales ni en las autonómicas, que exigen tener mucha base. Podemos dio el golpe primero en unas europeas, luego fue a autonómicas y finalmente a generales. A las municipales no ha ido nunca, han ido sus marcas blancas asociadas.
Visto lo visto en las últimas legislaturas exprés, me pregunta usted de frente quién de la izquierda tiene la culpa de que el presidente sea Mariano Rajoy y no ninguno de ellos. Bueno, en parte esa ha sido la voluntad de los electores, que en mi opinión han castigado insuficientemente al PP por sus deméritos. Pero es evidente que la mayor responsabilidad es del PSOE, que limitó tanto las posibilidades de acuerdo, le ató demasiado las manos a Pedro Sánchez. Pero Podemos tampoco hizo el esfuerzo suficiente, no fue generoso. Ese fue un punto determinante de inflexión. Íñigo Errejón reconoció que se habían equivocado.
Por primera vez desde la Transición están en juego la hegemonía y las lentejas de la izquierda ¿Cómo? ¿Que suma y sigue con lo de equivocarse, porque ahora van y apartan a Íñigo Errejón? Bueno, yo no entro en conflictos internos de otros partidos. Una de mis críticas a Alberto Garzón, precisamente, ha sido la de posicionar a IU como si fuésemos de Pablo Iglesias, cuando no lo somos. Ni de él, ni de nadie. No estamos con el PSOE ni con Podemos. Lo que queríamos era romper los diques entre las izquierdas y abrir un diálogo, que hubiese menos confrontación e incomprensión. Pero dicho esto, no entramos en conflictos internos de otros partidos, como ya he dicho.
Caza usted al vuelo la oportunidad de preguntarme qué ha pasado con Alberto Garzón, que de ser el líder mejor valorado ha pasado a ser poco menos que el hombre invisible. Bueno, yo creo que hay dos decisiones suyas que explican ese proceso. Una, el ir de repente a las elecciones en coalición, sin avisar, dejando a un millón de votantes huérfanos, sobre todo de IU. Y luego la inmersión en el grupo parlamentario de Podemos, donde el perfil de IU se perdió. Alberto diseñó una táctica de IU para situarse dentro de Podemos. ¿Entrismo a lo trotsko contra Pablo Iglesias?, me pregunta usted con desparpajo. Bueno, la idea de Alberto Garzón era situarse a la izquierda de Podemos. Y Pablo Iglesias, al ir contra Errejón, se deja de transversalismos y se come todo el espacio de la izquierda, izquierda. De tal modo que no hay manera de ser más izquierdista que él.
¿Qué es la gente que comete todos estos errores la que luego me manda a mí “a pastar” en Twitter? Bueno, es verdad que, ante unas determinadas declaraciones de Alberto Garzón yo tuiteo, “sin comentarios”, y ellos contraatacan también en Twitter: “Gaspar, vete a pastar”. ¿Que si estamos como en los tiempos en que yo me las tenía tiesas con Paco Frutos? Qué va, para estos Paco Frutos era hasta un moderado, estos ya saltan a identificarse directamente con Santiago Carrillo, pero encima mal, porque hablan de la Transición de una manera, con una falta de respeto por nuestros padres y por lo convulso que fue todo aquello… Desde luego, nadie que haya estado en primera línea de la batalla política de la Transición dice esas cosas.
Me pregunta usted si, a este paso, cuánto más de izquierda es o dice ser la gente aquí, más mala hostia (se ríe). Yo sí que he detectado, no sin autocrítica, cierta tendencia al dogmatismo y al sectarismo, a creerse en posesión absoluta de la verdad y a excluir a todos. Es verdad que en IU, después de tantas insatisfacciones electorales que la han situado una y otra vez al borde de la extinción, hay un elemento de psicología neurótica. Dentro de la propia organización no sabemos distinguir entre el desacuerdo, el enfado o la ira, podemos mantener entre nosotros mismos una relación muy poco amable.
Con los de fuera desde luego, pero con los de casa, doble ración. Ahora que se vive un cambio político y generacional en IU, resulta que esto no trae más tolerancia y pluralidad, sino menos. Nos sobran nuestros propios compañeros. Menudean las declaraciones extemporáneas, los insultos. Nos perdemos hasta el respeto.
Foto: Gtres Foto: Gtres ¿Qué me parece esta cascada de dimisiones en el grupo parlamentario socialista? Pues a mí me preocupa y creo que a Pedro Sánchez también. Él y yo nos hemos tomado algún café. Yo creo que les conviene ser generosos en la victoria, es muy preocupante que personas relevantes como Eduardo Madina o Antonio Trevín abandonen la política. Con los dos he colaborado y los dos me parecen personas serias. Su marcha supone una pérdida para cualquier partido. Nadie es irreemplazable, pero… Y, además, queda esa terrible imagen de que no hay tregua, de que la batalla sigue.
Yo estuve cinco años sin salir al extranjero por culpa de que el FBI usara mi rostro en un cartel de Bin Laden, intenté ir a juicio en USA pero se ha sobreseído ¿Cómo dice, señorita? ¿Que este PSOE ya parece Yo, Claudio? Pues sí, la pena es eso, que las heridas siguen abiertas en el territorio, que no cesa el forcejeo entre mayorías y minorías, todo esto a la postre nos enfrenta con el problema más profundo, que es, si falta pluralismo interno en la izquierda, ¿cómo lo va a haber externo, de cara al exterior?
Es verdad que siempre ha sido difícil. La inercia del PSOE es la de actuar con la prepotencia de quien se ha sentido siempre la fuerza con mayor masa, yo soy el planeta, tú eres el satélite. Ante eso IU siempre se ha sentido disociada: una parte acusando al PSOE de traidores y la otra parte queriendo pactar. Ha sido siempre como una tensión entre el hermano mayor al que el menor le sobra, el PSOE es como Caín que si puede le pega un viaje a Abel y lo deja en la estacada. Esa lógica gravita también sobre Podemos, aunque ellos pretendan llegar nuevos y hacerse de nuevos. Lo cierto es que el PSOE teme seriamente por fin perder la hegemonía. Está de verdad en juego, por primera vez desde la Transición, la primogenitura de la izquierda. ¿Y las lentejas? También, también.
¿Que si Podemos me recuerda a mí la pesadilla del PCE? ¿Que cómo se me queda a mí el cuerpo, por ejemplo, cuando les oigo hablar de Venezuela? Mire, a mí me preocupa más cómo defienden aquello los míos que los de Podemos, que a veces la gente cuando ya no sabe qué hacer para diferenciarse y para parecer más radical, pues hala, a defender todavía más a Maduro… Yo mira que estoy muy preocupado, mucho, por la estrategia subversiva de la derecha en toda la América Latina; en Venezuela está ganando esta estrategia subversiva de la derecha, pero es que la reacción de la izquierda, tan autoritaria, me preocupa todavía más, si eso es lo que no deja de dar baza tras baza a la derecha. Sin dejar de ser solidario con la izquierda bolivariana, hay que poner algún límite. No se puede aceptar el retroceso de las libertades o de la igualdad social. No puedes eludir la realidad, la evidencia. ¡Que hay víctimas, hombre! En eso nos hemos equivocado.
Estando Baltasar Garzón y yo juntos en Actúa nos dicen que sólo nos falta un Melchor, es un chiste muy socorrido, sí… En cambio, en el tema catalán, yo estoy mucho más con Alberto que con Pablo. Hay que decir no al referéndum, que no es verdad que sea un acto de movilización social. En absoluto. En Cataluña estamos ante una de las situaciones más complicadas que ha habido en el modelo territorial España. Lo del País Vasco fue peor por la presencia de la violencia terrorista, pero ahora en Cataluña todo es muy complicado. Ante esta iniciativa unilateral de segregación, se impone una firme respuesta legal, que no penal. Pero la ley y la Constitucion no pueden ser banalizadas, esto no es, insisto, una movilizacion ciudadana más. Están usando las instituciones catalanas para impulsar un proceso de secesión y ante eso una izquierda federalista se tiene que plantar sin ambages. Diferenciándote de Rajoy en la deriva penal, que eso además alimenta el agravio, pero sin negar la evidencia de que los secesionistas están haciendo activismo institucional como la copa de un pino, y ademas buscando reconocimiento internacional encima.
¿Qué haría yo entonces?, me pregunta usted. ¿Poner multas? Pues sí, ir por la vía civil administrativa, a deslegitimar institucionalmente. ¿Lo de rendir cuentas ante el FLA de que no se gastan un euro en el referéndum? Eso me pareció un mecanismo preventivo, un tanto discutible desde el punto de vista legal. Pedir cuentas a posteriori todavía, pero a priori… Si se niegan, ¿qué haces? ¿Cortar el grifo? Lo mires por donde lo mires, eso tiene poco recorrido.
Llegamos al fin a la turismofobia, a Arran y a la CUP: pues qué me va a parecer. Un puro oportunismo. Como lo que ha pasado en el aeropuerto de El Prat. Se aprovecha cualquier cosa para caldear el ambiente y agitar las aguas del referéndum. Como si fuera de Cataluña ni hubiera clases sociales ni problemas turísticos, como si este no fuera un problema de modelo turístico globalizado… No es un tema ni catalán ni local, no puedes usar eso para hacer gimnasia antisistema.
Apunta usted de repente que le llama mucho la atención mi sintonía con alguien como Baltasar Garzón. ¿Y eso por qué? Yo siempre me he llevado bien con él. Conoce muy bien los temas de derechos humanos, de justicia penal internacional... No siempre estamos de acuerdo, pero siempre hemos tenido una colaboración muy fluida en estos temas. Y su compromiso con la memoria histórica es admirable. Él siempre ha estado ahí en estos asuntos, como Martín Pallín. Yo siempre decía que en Madrid tenía dos agrupaciones, la nuestra de IU, donde todo eran broncas y volaban zapatos, y luego otra agrupación más cultural y profesional donde me juntaba con esta gente, donde coincidíamos en la oposición a la guerra de Irak o en la denuncia de lo del Prestige.
Por criticar los errores de Alberto Garzón, me mandaron a pastar en Twitter: si no hay pluralidad interna en la izquierda, si todo son broncas e insultos entre nosotros, ¿cómo va a ser con los de fuera? Sugiere usted que yo tengo imagen de ser un hombre muy bueno, muy de buena fe, mientras que Baltasar Garzón siempre ha quedado más como un oportunista. Yo no tengo esa percepción, fíjese. Él ha tirado siempre para adelante, en su lucha contra ETA, en su compromiso por la paz, corriendo no pocos riesgos para su imagen, pues ciertamente le dieron leña por un tubo. Cuando se metió en todo el jaleo de la memoria histórica, alguien muy importante me dijo: "Garzón acaba de levantarle las faldas al franquismo y eso no se lo van a perdonar". Qué más puedo decir, es una persona generosa, comprometida y con convicciones.
¿Que si no me pareció un tanto raro eso de dejar de investigar el caso GAL para irse de candidato del PSOE y, en cuanto se peleó con el PSOE, vuelta a abrir el sumario de los GAL? Bueno, es verdad que en aquella época no teníamos tanta experiencia en las puertas giratorias entre la política y la justicia. Y, sin duda, Felipe González le engañó. Pero yo creo que con engaño de Felipe o sin él, Baltasar Garzón habría seguido investigando los GAL.
Hablando de puertas giratorias, me comenta usted que sólo en mi partido ha visto usted a un secretario general dejar la política para volverse a trabajar ¡a la mina!, como hizo Gerardo Iglesias. ¿Que si yo me volvería o me volveré a trabajar a la salud pública, que es para lo que me formé? Bueno, de hacerlo necesitaría cierto reciclaje, creo que a día de hoy soy mejor en el ámbito parlamentario que en el sanitario, y la Sanidad pública ha cambiado mucho desde mis tiempos.
¿Cómo veo lo de las donaciones de Amancio Ortega? Pues yo ya sabe que he sido crítico. Cuando uno hace una donación finalista está condicionando todo el modelo de la Sanidad pública. Yo prefiero que, si faltan recursos, pongamos más impuestos directos. En Estados Unidos la Sanidad es privada y patrocinada, no hay un modelo que defender, pero aquí... Hasta el Estado, cuando da dinero a las comunidades autónomas para la Sanidad, hace donaciones no finalistas. ¿Cómo dice? ¿Que tal como ha ido y está yendo todo a lo mejor la gente se fía más de Amancio Ortega que de la gestión sanitaria de los políticos? Por supuesto, por supuesto, este es uno de los desastres provocados por tanta corrupción y tanto despilfarro público, que la gente no se fía, vivimos una grave devaluación de la política. ¿Cómo lo ha definido usted, señorita? ¿Estar hasta los huevos? Sin duda ese es uno de los peores venenos para la política y para la democracia.
submitted by Subversivos to Albedrio [link] [comments]


2016.06.06 17:27 EDUARDOMOLINA GERMAN CANO, Candidato de PODEMOS al Senado. ¿Construyendo la casa por o con el tejado? Podemos y (algunos de) sus críticos.Alguien dijo que el discurso del PSOE tenía éxito porque era un retrato de la sociedad; si Podemos empieza a serlo es justo por lo mismo.

http://ctxt.es/es/20160601/Firmas/6446/Elecciones-26J-Podemos-PSOE.htm
"Seguramente recuerden la cita del multimillonario Warren Buffett: “Claro que hay lucha de clases. Pero es mi clase, la de los ricos, la que ha empezado esta lucha. Y vamos ganando”. Argumentando que la desigualdad económica durante las últimas décadas estaba creciendo exponencialmente mientras menguaban los impuestos para los ricos, la falta de pudor del multimillonario americano planteaba para muchos el escenario obligado en el que debía situarse toda fuerza de oposición. Buffet mostraba así el camino regio de la Izquierda: ésta debía por fin tomarse en serio su lugar en la lucha. ¿Por qué la Izquierda debería responder negando la centralidad de la política de clases e invertir esfuerzo en la lucha ideológica cuando el enemigo mostraba tanto cinismo a la hora de presentar un diagnóstico tan palmario? Contestándola aun de forma insuficiente, la historiadora británica marxista Ellen Meiksins Wood formuló, al calor de la lucha de los sindicatos mineros en los ochenta en Inglaterra, una pregunta clave: ¿por qué los movimientos críticos deberían obsesionarse más con los fetiches ideológicos del thatcherismo que con su práctica real en su guerra de clases contra el trabajo?
Vistas retrospectivamente estas dos décadas, lo que a Meiksins Wood le parecía un error --esa excesiva preocupación por la lucha ideológica-- se antoja hoy, sin embargo, una cuestión determinante. Y lo es, entre otras cosas, porque precisamente esa derrota de los sindicatos mineros en manos de Thatcher, muy glosada en el imaginario cinematográfico, por ejemplo, sigue siendo una amarga lección de los errores políticos ligados a esa vuelta al "realismo" de clase sin práctica cultural. En Inglaterra se esperaba la fuerza de la clase trabajadora, pero tampoco llegó esta vez conforme a las expectativas. Si la respuesta realista al cinismo de la clase dominante produjo una política incorrecta para esa lucha correcta fue justo por descuidar el trabajo ideológico y subestimar el modo en el que el adversario había cambiado también su forma. Ahora se llamaba neoliberal, y mientras la Izquierda ondeaba épica y frontalmente sus banderas frente al adversario, aquél ganaba sutil y capilarmente su fuerza mediante la búsqueda de consentimiento en las experiencias de la vida cotidiana y lograba condensar la inevitable pluralidad y la diferencia de las sociedades tardocapitalistas en un proyecto político-cultural.
En esta coyuntura sin garantías históricas, puede entenderse que la arquitectónica tradicional de la Izquierda, con sus privilegios apoyados sobre la diferencia entre base económica y supraestructura ideológica, entrara en crisis. Lo significativo es que, a raíz de las transformaciones culturales del capitalismo desde los sesenta, tener políticamente los pies en el suelo dejó de ser una opción, al menos políticamente hablando, realista. Máxime cuando las clases trabajadoras votaban derecha y los oprimidos por el sistema parecían mostrarse muy interesados en luchar contra sus presuntos intereses "naturales". Ante esta situación, el error político de la Izquierda fue, siguiendo la clásica brújula de los cimientos --ese "en última instancia"--, adoptar el mantra racionalista y entender como un simple error de juicio por parte de las masas su renuncia voluntaria a sus intereses, el haberse dejado manipular por las añagazas del conservadurismo thatcheriano. Ahora bien, si el nuevo "populismo autoritario", como fue definido por Stuart Hall, generó tal consentimiento ¿no fue porque, en esa situación concreta, aunque deformándolas en un sentido de repliegue conservador, interpelaba y escuchaba mejor las condiciones reales, experiencias y contradicciones de la vida de la gente?
¿Qué lecciones extraer de estos procesos históricos? Una posible, que si la izquierda quería ser una alternativa seria, su reconstrucción tenía que partir del reconocimiento de los puntos fuertes de su adversario y ser también consciente de su fuerza ideológica. En esta conservación con el diablo ya Gramsci había marcado líneas de orientación de una posible propuesta carente de garantías pero rica en articulaciones. Si la huelga de mineros de 1984-1985 mostró algo era que la apelación desnuda a la lucha de clase en los términos “realistas” de Buffet se estrellaba ante un thatcherismo que había conquistado posiciones de consenso en espacios sociales tradicionalmente ocupados por la clase trabajadora. La crisis se cerraba desde arriba en términos neoliberales mientras las apelaciones a "lo obrero" seguían planteando el territorio de combate en los escenarios clásicos.
Si Podemos apareció para algunos sectores como un “intruso” en la casa de la izquierda es porque buscó desde su entrada en escena, conforme a estas lecciones históricas, poner entre paréntesis esa identidad que obligaba obsesivamente a transmutar heroicamente las derrotas en victorias y jugar otro juego, cambiando la escala del enfrentamiento. Se había perdido, y había que reconocerlo, pero no necesariamente había que resignarse. El momento autocrítico del pesimismo de la inteligencia podía encontrar su optimismo. Pero para ello había que superar una estéril alternativa, la que aparecía, por un lado, entre la apuesta por abrillantar los cimientos del edificio de la Izquierda a la “espera” de que los receptores llegaran a la buena nueva de su mensaje en virtud del reconocimiento de sus profundas contradicciones y malestares y, por otro, los diferentes voluntarismos. En este sentido, yerran en el tiro quienes acostumbran en sus análisis a identificar a Podemos con una "fantasía intelectualista" enamorada de la capacidad mundoconstituyente del discurso y al margen de las condiciones materiales y sociales, como trataré de argumentar.
Aquí observamos algo curioso: cuánto más se desacredita políticamente a la formación por interpelar al grado más grosero de la emotividad, más se censura teóricamente su supuesto manierismo conceptual. Incluso allí donde la Izquierda cuestiona de Podemos una excesiva interpelación moralista al sentido común de “lo justo” que maquilla las "verdaderas" necesidades e intereses, la Derecha solo percibe a un funesto aprendiz de brujo que desata las bajas pasiones de la turba.
En todo caso, hastiado de esa espera, que solo redistribuía el poder dentro de los aparatos tradicionales de partido, y sabedor de la ilusión que suponía seguir huyendo hacia adelante, Podemos entró en la escena política española entendiendo que debía aceptar y contaminarse con ese fragmentado y contradictorio sentido común existente trabajando en sus núcleos de buen sentido. Había que intervenir y “llegar a tiempo” allí donde la construcción política podía ser más efectiva. En pocas palabras, no había que seguir esperando a la Izquierda. Para ello había que aligerarla un poco de peso, aceptar un horizonte político sin garantías históricas, y afinar la relación entre la teoría y la praxis. Pero no desde un voluntarismo discursivo, como se critica habitualmente con desconocimiento, sino justamente para poder conectar mejor con la realidad social. Había que tener presente la lección del 15M de que la construcción política se podía realizar mejor bajo fórmulas más sencillas, emotivas y cotidianas que desde proclamas identitarias o marcos apriorísticos que recortaban la coyuntura en función de sus presupuestos a priori. Lo que perturba de los nuevos agentes políticos es que son fuerzas históricas que no se cimentan de forma evidente o directa en las condiciones específicas de la vida material o, al menos, se relacionan con ella de una forma más compleja.
Sin embargo, la respuesta de los críticos fue inmediata: Podemos buscaba "construir la casa por el tejado". En lugar de ver la complejidad del “con”, se optó por la interpretación de “por el tejado”. Demasiada "cultura" y discurso, en suma. Aunque, ciertamente, la casa de la Izquierda, a pesar de los entusiastas insobornables al desaliento ("El 15M como fase prerrevolucionaria"), si no estaba medio en ruinas, no ofrecía muy buen aspecto, no se ponía en duda la relación entre los cimientos y los techos ideológicos.
¿Qué ofrecía Podemos a la pérdida de ese privilegio arquitectónico de la Izquierda? La hipótesis de que el importante aprendizaje realizado desde la década de los sesenta por los movimientos sociales de que los intereses políticos no se agotan en situaciones conflictivas de clase no necesariamente tiene que implicar cortar el nudo existente entre las situaciones sociales y materiales y los intereses políticos. Eso sí, esa tensión debía afrontarse con una mayor complejidad de lo que la izquierda tradicional lo había hecho en su programa político y práctica cultural. ¿Cómo impulsar una mejor relación entre los "cimientos" y el tejado, entre la "materia prima" de los malestares sociales y el horizonte, la ilusión de futuro?
Se esgrime desde la izquierda marxista, y a veces con razón, que la imagen planteada por sus críticos revisionistas es de un excesivo reduccionismo. Pero en este debate también a veces uno tiene la impresión de que la izquierda tradicional a menudo entiende que tomarse la cultura en serio es tomársela excesivamente en serio y de que con frecuencia se construye un espantajo, el muñeco políticamente hipertrofiado del "voluntarismo discursivo", para evitar un debate más matizado y complejo sobre una práctica política y económica sensible a las derrotas ante el neoliberalismo. Si acudimos, por ejemplo, al análisis del thatcherismo y la derrota de las luchas mineras en los ochenta, observamos que tanto por los resabios reduccionistas como también por los excesos posmodernos culturalistas no hemos avanzado demasiado.
En este contexto, la novedad de Podemos, y lo digo so pena de ser repetitivo, ha radicado precisamente en ofrecer una posibilidad distinta de entender la conexión entre la teoría y la praxis, no en disolverla desde una presunta autonomía del discurso político. En otras palabras, ¿realmente alguien puede creer que el éxito de su hipótesis ha consistido en su voluntarismo discursivo al margen de las condiciones materiales y sociales de nuestro país? Si la práctica político-cultural de Podemos ha abierto, como todo el mundo reconoce, una brecha no es, desde luego, porque haya sobrevolado moral o utópicamente con una "fantasía intelectualista" estas condiciones emergentes o se haya anticipado o fundido con ellas, sino porque las ha interpretado mejor desde una "imaginación --este es el matiz gramsciano decisivo-- concreta" para transformarlas.
Si ha sido, al menos por ahora, una buena respuesta a una problemática concreta es porque, de algún modo, esta respuesta estaba ligada orgánicamente, por así decirlo, a dicha problemática social, esto es, no estaba separada de ella. Si no hubiera sido así --y este era el riesgo que sobrevoló, en enero de 2014, sobre muchos participantes en el acto del Teatro del Barrio--, no habría existido ningún espacio político de mayorías para Podemos y la formación habría engrosado la larga lista de "frentes populares judaicos" al estilo de Monty Python. Alguien dijo que el discurso del PSOE tenía éxito porque era un retrato fidedigno de la sociedad española; si Podemos empieza a serlo es justo por lo mismo. Ojo, y un retrato no es una foto fija, sino más bien en movimiento, con sus deseos y expectativas.
Es esta relación entre la hipótesis teórica y la realidad social en movimiento la que queda desdibujada cuando se presenta a Podemos como la hipótesis de un grupo básicamente universitario que, experto en el marketing político, ha sabido agregar mecánicamente, en función de un discurso seductor, múltiples voluntades. Esta lectura no solo subestima la capacidad popular de entendimiento como una dimensión activa, sino que malentiende la tensión entre el proyecto político y la fuerza social que le acompaña, toda vez que la entiende como simple arcilla susceptible de ser estirada y moldeada por una supuesta vanguardia intelectual.
En efecto, más que asumirse de un modo pasivo, la identidad de un proceso colectivo se conforma en su proceso, en su aprendizaje, en sus relatos, expectativas de futuro, hitos e imágenes. Este es el sentido de que un pueblo, más que nacer o venir al mundo, deviene. Esta es una construcción que hoy precisa, frente a las élites extractivas, no de un cierre de filas desde la suma de fuerzas "radicales", sino sobre la base de una inédita y radical fraternidad social entre extraños que no descuide el trabajo político en esos espacios cotidianos y normalizados que hasta ahora eran vistos como distracciones secundarias. Esto es justo "hacer pueblo": impulsar un proceso de aprendizaje colectivo distinto del de construir sobre los cimientos de la "casa de la Izquierda".
En el artículo de respuesta a Iñigo Errejón de Brais Fernández y Emmanuel Rodríguez, ya replicado adecuadamente por Adrià Porta y Luis Jiménez en lo que respecta al supuesto problema de “la autonomía discursiva”, hay un punto, aparentemente secundario, que quisiera comentar para terminar. En él llama la atención cierta indiferencia en relación con la "clienta animalista" y el "carnicero que se divierte en Chueca", los dos ciudadanos que se muestran simpatizantes con Podemos en el artículo del secretario político de la formación morada. Mientras Errejón parte del malestar difuso de ambos individuos como una advertencia reflexiva sobre cómo los procesos de construcción política articulados por Podemos no nos sitúan en un escenario en absoluto claro y distinto y, desde luego, ajeno a los modos de interpelación individualista del liberalismo y clasista del marxismo, Fernández y Rodríguez, atados a la típica lógica de la izquierda tradicional de ir más allá de lo aparente e ir a los "cimientos", parecen desestimar la relevancia política de estos malestares "superficiales" por no situarse en la esfera genuina de la lucha y el conflicto ("sin la experiencia del conflicto, no hay sujeto", escriben). Se deduce que, en las prioridades de su agenda política, ni la clienta animalista ni el jovial carnicero del "súper chic" (sic) del barrio de Errejón merecen especial atención por no ser suficientemente radicales. A diferencia de ellos, entiendo que articular y construir sobre estos malestares un discurso político es un trabajo hoy necesario de no menos radicalidad política.
En primer lugar, porque esa indiferencia deja de lado la constatación de que en un escenario en el que las élites políticas y económicas actuales à la Buffet viven tan obscenamente a espaldas del resto de la sociedad, estos individuos tan "normales" son aliados frente a un mismo adversario que desahucia nuestras mismas condiciones de vida. En un contexto como el del neoliberalismo actual que hace gala de la mayor radicalidad revolucionaria y erosiona toda normalidad, ¿cómo no hacernos cómplices de la gente normal? Por otra parte, ¿cómo cambiar las cosas si somos demasiado diferentes de esta normalidad? Cuidado aquí -no lo digo por los autores-- con repetir errores anteriores de la Izquierda, cuando la crítica radical a todo lo "burgués" por pusilánime y moderado allanaba el camino a la concentración de un capital que veía con buena gana las reivindicaciones extraordinarias de un "hombre nuevo".
En segundo lugar, mientras el interés de Errejón va de las expectativas afectivas de estos dos individuos a la identificación con el proyecto de Podemos --¿qué fantasía o imaginación concreta les estimula?--, Fernández y Rodríguez, ajenos al reconocimiento de esas demandas, rehacen el camino yendo a la situación social de estos, mostrando indirectamente su esterilidad política a raíz de su moderación social (hasta ahora) indiferente a la lucha y el conflicto social.
La no interpelación o descalificación implícita de esos espacios de vida y reconocimiento, que no se interesa por la densidad de esas experiencias e identidades no forjadas en la esfera del trabajo, se antoja además un repliegue político problemático en un contexto como el neoliberal. Por otra parte, al subordinar estas experiencias cotidianas al centro de gravedad del conflicto deja escapar la cuestión de cómo evitar el sectarismo y abrirse a la generación de nuevos sujetos políticos. Porque es en este terreno ambiguo donde también pueden constituirse otras prácticas y confrontaciones. Aquí lo que se puede ver como una "evasión" culturalista de lo importante es justo el terreno decisivo, por mucho que se perciba erróneamente que ocuparse de "esas cosas" no es hacer política de verdad.
En la medida en que los críticos de Podemos tienden a entender la lógica política como una topología binaria donde la superficie y la profundidad no tienen posibles mediaciones, desestiman el valor político de ese malestar confuso y epidérmico --ese "plus de sentido" o "excedente simbólico" del que habla Errejón-- por no ser un valor político serio. No merece la pena tomarse en serio, parecen decir, a quienes no se toman la política suficientemente en serio, esto es, como lucha o conflicto. Vemos aquí que tomarse el plano cultural o discursivo en serio apunta a una lógica distinta que no necesariamente lo plantea como causa última. En este sentido, tomarse culturalmente la política en serio significa tomarse en serio a quienes parecen (solo desde la mirada profunda de los "cimientos") no tomarse la política en serio. Yerra el tiro, pues, quien ve en este movimiento un gesto que hace cultura mientras no puede hacer política transformadora; es justo al contrario, se hace práctica cultural para hacer política transformadora, mientras se hace política.
Si Podemos ha puesto en práctica una mejor gramática de la crisis española no es porque se haya limitado a ser el reflejo directo o mecánico de la fuerza ya existente en las calles y plazas, sino porque ha sabido construir intereses políticos de forma efectiva sobre y desde estas nuevas fuerzas difusas de cambio y resistencia. Llama la atención por tanto que se acuse de hipertrofia politicista a una hipótesis que ha transformado con tanta efectividad la realidad del tablero político existente y precisamente dejando de lado las estrategias que ahora se vuelven a esgrimir como menos intelectuales y "más realistas". Más que debates teóricos sobre Laclau, Althusser o Kant, ¿no es más importante partir de esta premisa: ¿cómo y por qué hemos llegado a ser en la práctica la verdadera fuerza alternativa al bipartidismo y al Régimen del 78?
Lo que está en juego en esta "vuelta a los cimientos" por parte de la Izquierda clásica y, por tanto, en esa imagen de la cultura como simple "tejado" es un problema político hoy crucial. En la medida en que estas posiciones, marcadas históricamente por un modo muy directo de entender la militancia y la lucha social "en la calle", entienden que la hegemonía ideológica no se gana en el terreno cotidiano del sentido común, un plano por definición, según esta concepción, excesivamente normalizado y "pasivo", sino en el de los cimientos de la casa --la base socioeconómica, su reproducción y sus intereses "objetivos"--, es estéril plantear una lucha en un enclave donde, según ellas, no se gana absolutamente nada o muy poco.
Otra posición parecida aquí es la que subraya la necesidad, a la hora de hacer política, de luchar no para conseguir poder o construir una mayor fuerza de consenso para introducir determinadas cuestiones, sino de decir enfáticamente la verdad. No hace falta insistir en qué medida la Izquierda tradicional ha estado apegada a esta imagen topológica que separa sin mediaciones entre la superficie de la ilusión y la mixtificación y la realidad de fondo. Aquí la obsesión espeleológica de la Izquierda tiende a no comprender el sentido común como un espacio de frontera o zona de contacto no dominada unilateralmente por la lógica capitalista y que muestra resistencias y fisuras.
Podemos no es ni puede ser un proyecto puramente teórico basado en una política ideológica ociosamente desconectada de sus bases sociales; por el contrario, debe operar como una fuerza social organizadora que constituya activamente a los sujetos humanos desde la raíz de sus experiencias en la esfera de la vida cotidiana y pretenda dotarles de formas de valor y creencia relevantes para sus tareas sociales específicas y la reproducción general del orden social. Estos sujetos se constituyen siempre de manera conflictiva y precaria; y aunque la ideología se "centre en el sujeto", no puede reducirse a la cuestión de la subjetividad. Aunque la mejor política ideológica posible contribuya a la constitución de intereses sociales en vez de limitarse obedientemente a expresar o reflejar pasivamente posiciones dadas de antemano, no da carta de naturaleza ni crea desde la nada estas posiciones por su propia omnipotencia discursiva.
Si, como ha escrito Santiago Alba, "en las palabras cabe mucha más gente que en una casa" es porque, como también ha dicho Iñigo Errejón, "el discurso no es un mero ropaje". En una situación de desahucio de nuestras condiciones antropológicas de existencia en la que, como hoy es ostensible, lo viejo, agonizante, no termina de morir y lo nuevo de nacer, también emergen comprensibles miedos o reacciones defensivas, tentaciones de cimentar el edificio mirando hacia abajo sin mirar hacia el horizonte cultural. Miedo a perder las viejas certidumbres políticas conocidas por lo bueno por conocer que se puede construir, traduciendo los gestos y reivindicaciones heredados a las nuevas exigencias; miedo ante el vértigo de estar en una formación política que se expone a los ojos del mundo por abrir una brecha desconocida cuando supuestamente "no había alternativas"; miedo a perder suelo y el reconocimiento de los tuyos por salir de las zonas de confort y buscar a los que faltan; miedo a escuchar el confuso lenguaje en el que habla culturalmente el presente cuando tu mirada está demasiado vuelta hacia atrás o demasiado adelante. Un lenguaje de época, en efecto, que solo es ruido o mera cáscara seca para quien aún piensa en que puede desnudar la realidad con una última verdad o cree demasiado en la autenticidad, pero que también es un filón para quien lo explora en su política cultural como terreno de lucha."
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


►Encontrar A Una Persona Encontrar pareja. Busca pareja gratis Mi Papá está Explotado por su novia  Las Mejores Historias Animadas ¿Cómo calcular el caudal y la velocidad en una tubería ... Cómo hacer una mujer se enamoran y mantener la concentración en el amor Ten Cuidado con Tinder Si Quieres Una Relación Seria Sedated  Hozier Subtitulada al Español causas de la Independencia de las 13 colonias Cómo Promocionar mi Negocio en Internet - 5 Tips Buscar Pareja En Internet

Las 5 Mejores Páginas para Buscar Pareja Estable en 2020 ...

  1. ►Encontrar A Una Persona
  2. Encontrar pareja. Busca pareja gratis
  3. Mi Papá está Explotado por su novia Las Mejores Historias Animadas
  4. ¿Cómo calcular el caudal y la velocidad en una tubería ...
  5. Cómo hacer una mujer se enamoran y mantener la concentración en el amor
  6. Ten Cuidado con Tinder Si Quieres Una Relación Seria
  7. Sedated Hozier Subtitulada al Español
  8. causas de la Independencia de las 13 colonias
  9. Cómo Promocionar mi Negocio en Internet - 5 Tips
  10. Buscar Pareja En Internet

Las 13 colonias era un conjunto de colonias británicas en la zona este de lo que conocemos actualmente como Estados Unidos. Todas ellas fueron fundadas entre... Amor en Línea 14,896 views. ... Quiero un hombre para una relación seria - Duration: ... Cómo encontrar pareja en internet a los 40 - Duration: 2:21. citasenlinea 35,496 views. 2:21. Cada oveja ... Para encontrar el amor de su vida, usted debe estar dispuesto a poner todo en la línea y cambiar la forma en que usted se acerca al juego de las citas. ... CÓMO TENER ÉXITO EN UNA RELACIÓN ... Confesó que su relación se estaba poniendo seria y sintió que era hora de decírmelo antes de que ella apareciera en nuestra puerta. Parecía estar tan feliz. Al principio, me quedé atónita. Una relación seria. - Duration: 1:09. ... Te veo en línea. - Duration: 1:05. ... Cómo Recuperar a Tu Ex Pareja con Asombrosa Técnica para Reconquistar Sin Rogarle - Duration: ... De acuerdo con una encuesta de la Livra bolardo en el año 2012 el 20% de los encuestados cree que la Internet es el mejor lugar para conocer gente y encontrar un socio. ' Alude a la idea de que el cantante está pidiendo ayuda por su abuso de sustancias y espera que una relación y el amor de otra persona (su 'cariño') lo convenza de cambiar sus costumbres. Calcular el flujo volumétrico en una tubería, es muy sencillo, solamente tienes que seguir un orden y pasos muy fáciles que aquí te vamos a mostrar ¡Esperamo... ¿Cómo Promocionar mi empresa en línea? Como empresarios, todos sabemos que la mejor manera de vender para cualquier negocio en línea es encontrarlo de forma orgánica a través de una ... No van a esforzarse en o dar a alguien una buena oportunidad o tomar el tiempo para que se desarrolle una relación si saben que hay muchas más opciones a sólo unos clics de distancia.