Blogs sobre citas en línea

El amor, con etiquetas.

2020.07.28 03:06 Otro_engranaje El amor, con etiquetas.

¡Buenas comunidad!
En esta ocasión traigo para compartirles un breve ensayo que elaboré en estos días sobre la cuestión del amor y su mercantilización en redes sociales estilo Tinder, Badoo, y otras tantas. Les dejaré el link a mi blog, si les place para leerlo con mayor comodidad, y también dejaré el ensayo por este medio. Sin más preámbulos, el ensayo...

El amor, con etiquetas.
No es un nuevo decir que “el amor”, en el transcurso del siglo XXI, ha tomado en las sociedades modernas un rumbo completamente diferente al que seguían los compromisos tradicionales. Tampoco es nuevo el decir que el “amor” (en comillas, pues deberíamos definir qué es amor) se transformó en una mercancía más en el momento que fue acaparado por el “espectáculo”.
Cuando Guy Debord (filósofo situacionista) escribía en los 60’ que “el espectáculo no es un conjunto de imágenes, sino una relación social entre personas mediatizada por imágenes”[1], no creo que haya imaginado que las mismas personas fuesen las que configurasen su propia imagen para utilizarla como un medio de relacionarse socialmente o, por lo menos, no con la misma eficiencia con la que hoy lo hacemos. Y es que, en su gran mayoría, las webs y apps de citas por internet son fundamentalmente eso: la mercantilización del amor, la cosificación de nuestra imagen como individuos. Y, parafraseando a Bauman, las relaciones tienden a ser “líquidas”, débiles e implican poca responsabilidad. Es cuestión de satisfacer un deseo o una apetencia, por eso no implica realmente una relación “amorosa”, no implica un “nosotros”. Las palabras del filósofo, sociólogo y ensayista son crudas, pero de una verosimilitud considerable con la realidad:
El deseo es aquí el deseo de consumir […]. El deseo es un impulso dirigido a despojar a la alteridad de su otredad y, de paso, de su poder. De tanto ser probada, explorada, conocida hasta la familiaridad y domesticada, la alteridad sale con el aguijón de la tentación extirpado y roto... sí sobrevive al tratamiento, claro está. Pero lo más probable es que, en el proceso, sus restos no digeridos terminen cayendo del ámbito de los productos consumibles al de los desechos.[2]
El miedo a la responsabilidad es evidente, y el lenguaje hace una manifestación empírica de ello. Los llamados “vínculos sexo-afectivos” manifiestan esta cosificación, aunque el término en sí sea utilizado para “no poner al otro en el lugar de objeto de un vínculo”[3], cuando el proceso mediante el cual uno selecciona estos vínculos es comparable al de ver un catálogo de ropa en línea:
¿Cómo hacer para generar un "match" que sea compatible con lo que buscás? Lo mejor es ser específico en las búsquedas. "Vamos buscando gente afín, yo tengo mis claves, políticas y feministas, y esto me sirve de filtro para las personas que agrego.[4]
La anterior declaración de una usuaria de la app Tinder deja en claro el proceso. Basta con seleccionar filtros para encontrar lo que más se adecua a lo que uno desea del otro. Todo aquel que no cumpla los requisitos que cada uno o cada una impone en su búsqueda, será invisibilizado por un algoritmo que “filtra” aquellos perfiles que no nos gustan o no nos interesan.
La “ley de Mirtha.”
Mirtha Legrand, la “Chiqui”, conductora de televisión argentina de antaño, forjaría sin saber el precepto que este tipo de redes sociales readapta a su estructura de funcionamiento: “Cómo te ven, te tratan…” y si te ven mal no hace falta el maltrato, alcanza con hacer un “click” o un movimiento del dedo (dependiendo de si se usa una computadora o un smarthphone) e indicarle a la aplicación que no nos interesa el perfil que se nos presenta en la pantalla.
Refiriéndose al “sexting” (o “sexo virtual”), una experta en salud sexual señala:
“… tener en cuenta que nuestras imágenes se deben enviar sin el rostro y sin ninguna seña particular que nos pueda reconocer […]. El riesgo que corremos es que nuestra imagen sea reenviada sin que estemos de acuerdo…” [5]
Si bien la autora informa sobre un peligro real y habitual en la cuestión de la divulgación de imágenes íntimas en la virtualidad, deja constancia de este empleo de la imagen como mero objeto de deseo, y la “cosa” sigue ahí, al punto que no podemos ni confiar por entero en nuestro “vínculo”, pero aun así necesitándolo para satisfacer nuestros apetitos sexuales.
Cuando Zygmunt Bauman habla sobre la “vida de consumo”, se refiere justamente a una sociedad donde todo debe ser necesariamente consumible, dónde nosotros mismos somos llamados a producirnos para nuestro posterior consumo:
Los colegiales y colegialas que exponen con avidez y entusiasmo sus atributos con la esperanza de llamar la atención y quizás ganar algo de ese reconocimiento y esa aprobación les permitiría seguir con el juego de la socialización; los clientes potenciales que necesitan expandir su nivel de gastos y límite crediticio para ganarse el derecho a un mejor servicio […].
Ellos son, simultáneamente, los promotores del producto y el producto que promueven.[6]
A modo similar, somos nosotros quienes construimos una imagen, un perfil que nos sirve como carta de presentación, al mismo tiempo que buscamos perfiles que cuadran con nuestros gustos y nuestras preferencias. Nos evitamos así la molestia de tener una experiencia “desagradable” con nuestro próximo “vínculo” a consumir.
En la web del diario La opinión de Murcia, una crónica nos brinda un ejemplo claro, en contexto de pandemia –que al mundo azota en este 2020–:
Mientras esperaba para volver desde el extranjero, Alicia se ilusionó con Paula. «Parecía que la cosa iba bien. En cuanto volví a España, quedamos. Era la fase 3». Alicia recuerda pasar una primera cita con las mascarillas puestas y miedo al contagio, pero «la distancia social no la mantuvimos». «Fue una cita agradable, pero no hemos vuelto a hablar», manifiesta Alicia, que recuerda que se había formado otra imagen de ella por sus fotos y mensajes y, finalmente, superó sus expectativas.[7]
En el momento en que la incongruencia entre la imagen y la realidad queda en manifiesto, la ilusión y el deseo se desvanece. El conocer al otro, el adentrarse en el otro, no juega un papel importante. Pero así es el acuerdo, casi tácito, entre los usuarios.
Cualquiera puede retrucar, en esta instancia, que lo de dar una “buena imagen” no es nuevo. Lo cual es bien cierto. El linaje, las riquezas, la gentileza “caballeresca” … eran así mismo una especie de carta de presentación en otros momentos de la historia. En el Decamerón de Bocaccio es factible de observar este tipo de estilo de “hombre” de la Alta edad Media, y asimismo prototipos de mujeres “ideales”. Pero se trataba de una sociedad más elitista y estrictamente jerarquizada, y no existía una “mercantilización” de la imagen como la que hoy tenemos, ni tampoco una producción tan generalizada de nuestra propia imagen. Lo que vivimos hoy es una especialización técnica y masiva de autoproducción y consumo de experiencias, donde ya ni siquiera buscamos el amor, sino la satisfacción; donde no queremos asumir compromisos, sino consumir hasta que el producto se agote.
La imposición silenciosa de una imagen hegemónica.
No se puede oponer, abstractamente, el espectáculo y la actividad social efectiva; este desdoblamiento se encuentra él mismo desdoblado. El espectáculo que invierte lo real es efectivamente producido. Al mismo tiempo, la realidad vivida se encuentra materialmente invadida por la contemplación del espectáculo, y retoma en sí misma el orden espectacular dándole una adhesión positiva. De los dos lados la realidad objetiva está presente. Cada noción así fijada no tiene como fondo más que su pasaje a lo opuesto: la realidad surge en el espectáculo, y el espectáculo es real. Esta alienación recíproca es la esencia y el sostén de la sociedad existente.[8]
No solo nos producimos a nosotros mismos para nuestro posterior consumo, así como buscamos un perfil que nos resulte “deseable” o que sea de nuestro agrado. Necesitamos un modelo. Necesitamos saber cómo ser “lindos”, “apuestos”, “atractivos”. Precisamos construir una imagen que atraiga a más compradores y/o compradoras, con el menor margen de error posible. Aquí es donde aparece el espectáculo como “la afirmación de la apariencia y la afirmación de toda vida humana, es decir social, como simple apariencia.” [9] La relativa facilidad contemporánea de acceder a los medios masivos de información y del espectáculo hacen factible esta imposición de una imagen hegemónica[10], tanto para el hombre como la mujer, a la que el gran público tiende a aspirar. Y, a veces incluso sin saberlo, reproducimos esta imagen de lo “bello”, de lo “atractivo”, de lo “sensual”, en un intento voraz por agradar y por producirnos. Así mismo, cuando buscamos en las redes de citas virtuales nuestra “pareja”, las primeras impresiones nos entran directamente por los ojos, pero no solo por los ojos, sino que también penetran en esa estructura espectacular de lo “bello” que hemos incorporado, que se a introducido, justamente, de manera silenciosa.
El caso del cuerpo femenino es fácil de observar, sobre todo con el auge de los y las influencers.[11] Una de estas figuras hegemónicas que se instala y que sin saber se anhela es, por ejemplo, en Argentina, la de Maria Sol Pérez, o Sol Perez. El volumen y las curvas de su cuerpo vienen a representar la figura de lo sensual[12]. Se sigue así, entonces, que la mujer cuya figura más se asemeje a la de la influencer, será más atractiva. Eso se aspira tener (en el caso del consumidoa) y eso se busca ofrecer (en el caso de quién se produce).
¿El fin del amor?
Si bien lo anteriormente expuesto es evidencia explícita de la mercantilización de nuestra figura y nuestra imagen, así como del consumo del otro como si de un producto más se tratase para la satisfacción de algún apetito nuestro, todo este panorama no es ni por lejos una ley “universal” (aunque tienda a ser la “norma”)
Las relaciones amorosas de este siglo, concretadas mediante un proceso completamente comparable al de ir a un supermercado o al de hacer compras en línea, se articulan a través de una estructura, por así decirlo, de mercado. Lo que no quita que uno no pueda encontrar el amor a través de ellas. Pero debemos cuestionarnos: ¿Cuándo gana la aplicación?, ¿cuándo encontramos “el amor”, o cuándo nos vemos forzados a recurrir a ella una y otra vez por nuestras relaciones “fallidas”?
Antes de finalizar este breve ensayo, me permito dar una concepción más profunda sobre el amor, del ya citado libro de Zygmunt Bauman:
[…] no es en el anhelo de cosas ya elaboradas, completas y terminadas donde el amor halla su sentido, sino en el ansia por participar en el engendramiento de tales cosas. El amor es análogo a la trascendencia; no es más que otro modo de llamar al impulso creador y, como tal, está preñado de riesgos, pues ninguna creación sabe con certeza en qué irá a dar.[13]
El amor seguirá existiendo. Solo basta distinguirlo y no sucumbir ante lo efímero de la mera imagen.

[1] Debord, G. (1967): La sociedad del espectáculo. Ediciones naufragio. (p.9) En línea: http://criticasocial.cl/pdflibro/sociedadespec.pdf
[2] Bauman, Z. (2003): Amor líquido. Paidós. España. Barcelona. (p.27)
[3] (18-08-2019): “´Salgo con mi vínculo´: el nuevo vocabulario de las relaciones de hoy”. Clarín, Entremujeres, Edición virtual en línea: https://www.clarin.com/pareja/-salgo-vinculo-nuevo-vocabulario-relaciones-hoy\_0\_f\_hAm1RNY.html
[4] (17-05-2019): “Apps de citas: lo que buscamos, lo que nos ilusiona, ¡lo que nos espanta!”. Clarín, Entremujeres, Edición virtual en línea: https://www.clarin.com/entremujeres/pareja/apps-citas-gusta-ilusiona-espanta\_0\_5UuqHXRUo.html
[5] Zilberman, D. (26-07-20): “No podemos dejar de lado la sexualidad”, Página 12, Sociedad. Edición impresa, p.21.
[6] Bauman, Z. (2007): Vida de consumo. (p.13) Ebook. En línea: https://www.lectulandia.co/book/vida-de-consumo/
[7] Mar Ibáñez León (25-07-2020): “Noviazgos por Tinder durante el confinamiento”. La opinión de Murcia. En línea: https://www.laopiniondemurcia.es/cultura-sociedad/2020/07/26/noviazgos-virtuales/1132149.html
[8] Debord, G. op. Cit., p.10
[9] Debord, G. op. Cit., p.10
[10] Se habla de “hegemonía” cuando hay un dominio o superioridad de una entidad sobre otras “de igual tipo”. (Wikipedia. Wiki: “Hegemonía”. En línea: https://es.wikipedia.org/wiki/Hegemon%C3%ADa)
[11] Según Wikipedia: “El marketing de influencia, o mercadotecnia influyente, es una forma de publicidad que ha surgido a partir de una variedad de prácticas y estudios recientes, enfocada más a los individuos que al mercado objetivo en su conjunto. Identifica a las personas que tienen influencia (comúnmente llamados influencers) sobre los compradores potenciales y las actividades de mercadotecnia orientadas en torno a estas personas influyentes.” (Wikipedia. Wiki: Mercadotecnia influyente. En línea: https://es.wikipedia.org/wiki/Mercadotecnia\_influyente)
[12] (18-08-2018): “Sol Pérez derritió Instagram con un sensual topless ¿y moretones?”. Los Andes. En línea: https://www.losandes.com.asol-perez-derritio-instagram-con-un-sensual-topless-y-moretones/
[13] Bauman, Z. op. Cit., p.24
submitted by Otro_engranaje to filosofia_en_espanol [link] [comments]


2019.07.08 15:35 Beaspaces Diseño web Talavera

Antes de contratar un diseño web talavera, quiero explicar las diferencias entre una landing page y un sitio web.
P: Mi negocio es muy pequeño, solo yo y dos empleados, y nuestro producto realmente no se puede vender en línea. ¿Realmente necesito un sitio web?
A: Esa es una buena pregunta. De hecho, es una de las preguntas más importantes y más frecuentes de la era empresarial digital. Antes de responder, sin embargo, volvamos a la primera vez que se me hizo esta pregunta. Fue alrededor del año 1998, durante los primeros años de internet.
Entonces, ¿debería su negocio tener un sitio web, incluso si su negocio es pequeño y vende productos o servicios que no cree que puedan venderse en línea? Mi respuesta es: Sí, si tiene un negocio, debería tener un sitio web. No hay duda. Sin duda.
Además, no sea tan rápido como para descartar su producto porque no se puede vender en línea. Hoy en día, hay muy poco que no se puede vender a través de Internet. Más de 20 millones de compradores están ahora en línea, comprando todo, desde libros, computadoras, automóviles, bienes raíces, aviones de reacción, gas natural, etc. Si puedes imaginarlo, alguien descubrirá cómo venderlo en línea.
Permítanme aclarar un punto: no estoy diciendo que deba dedicar todos sus esfuerzos a vender sus productos a través de Internet, aunque si su producto se presta a ventas en línea fáciles, ciertamente debería tenerlo en cuenta. El punto a destacar aquí es que, al menos, debe tener presencia en la web para que los clientes, empleados potenciales, socios comerciales y quizás incluso los inversores puedan encontrar más rápida y fácilmente más información sobre su negocio y los productos o servicios que tiene. ofrecer.
Dicho esto, no es suficiente que solo tengas un sitio web. Debes tener un sitio de aspecto profesional si quieres que te tomen en serio. Dado que muchos consumidores ahora buscan información en línea antes de realizar una compra en una tienda física, su sitio puede ser la primera oportunidad que tenga de causar una buena impresión en un posible comprador. Si su sitio parece haber sido diseñado por un barril de monos con daltonismo, se perderá su oportunidad de causar una buena primera impresión.
Una de las grandes cosas de Internet es que ha nivelado el campo de juego cuando se trata de competir con los grandes. Como se mencionó, tiene una oportunidad de causar una buena primera impresión. Con un sitio bien diseñado, su pequeña operación puede proyectar la imagen y la profesionalidad de una compañía mucho más grande. La inversa también es cierta. He visto muchos sitios web de grandes compañías que estaban tan mal diseñados y eran tan difíciles de navegar que carecían por completo de profesionalidad y credibilidad. Bien por ti, demasiado malo por ellos.
También menciona que la suya es una operación pequeña, pero cuando se trata de beneficiarse de un sitio web, el tamaño no importa. No me importa si eres un show de un solo hombre o un gigante corporativo de 10,000 empleados; Si no tiene un sitio web, está perdiendo negocios frente a otras compañías que sí lo tienen.
Aquí está la excepción a mi regla: en realidad es mejor no tener ningún sitio web que tener uno que haga que su negocio se vea mal. Su sitio habla mucho sobre su negocio. O bien dice: "Oye, mira, ¡tomamos nuestro negocio tan en serio que hemos creado este maravilloso sitio para nuestros clientes!" o grita: "Oye, mira, dejo que mi sobrino de 10 años diseñe mi sitio. ¡Buena suerte en encontrar algo!"
Su sitio web es una parte importante de su negocio. Asegúrate de tratarlo como tal.
Usted creó su sitio web para atraer clientes y clientes potenciales en línea, ¿realmente necesita más páginas? Es tentador poner su sitio web y considerar que la casilla de plomo en línea está marcada. Sin embargo, este no es el caso.
Cuando se trata de una página de destino frente a un sitio web, su sitio web es su primera impresión en línea, mientras que su página de destino es solo una parte de esa impresión; Tu apretón de manos, saludo, o sonrisa. Necesita ambos para que su primera impresión en línea realmente brille. En algunas situaciones, un sitio web puede ser más efectivo que una página de destino y viceversa. En este blog, veremos algunas de las situaciones más comunes en las que te estarás preguntando a la hora de decidir entre una página de destino y un sitio web.
Sitio web: su sitio web es un conjunto de páginas interconectadas con detalles sobre su negocio. En general, los sitios web de negocios explican qué es el negocio, qué hace, y los productos y servicios disponibles. También puede alojar páginas especializadas como su blog de negocios , página de inicio de sesión o un foro. El propósito principal de un sitio web es describir y explicar su organización o negocio.
Página de destino : una página de destino está diseñada para describir una oferta, tal vez un cupón, un libro electrónico o una prueba gratuita, y animar a los visitantes a reclamarlo. Aunque está conectado al sitio web, destaca elementos esenciales centrados en la conversión y, por lo general, no tiene botones de navegación ni otros enlaces. El objetivo principal de una página de destino es impulsar las ventas o captar clientes potenciales.
Página de inicio vs sitio web: cuándo usar su sitio web
página de inicio vs sitio web
Cuente su historia: con una página Acerca de nosotros, Misión, Valores, Ubicaciones, Contáctenos y otras páginas, puede explicar, en sus propias palabras, qué es su negocio y de qué se trata. Considere todas las preguntas comunes que un cliente pueda tener sobre su negocio. Este es el lugar para responderlas. Su sitio web le permite organizar la información de una manera que tenga sentido. En una sola página de destino, toda su información se apilaría y los usuarios probablemente no se desplazarían a la información hacia la parte inferior. La clave es organizar su contenido web de forma centrada en el cliente. Recuerde, lo que tiene sentido para usted puede que no tenga sentido para su mercado objetivo. Algunas pruebas de usuario pueden ayudarlo a decidir qué páginas deben ir a dónde.
Explique sus productos / servicios: los usuarios que buscan términos generales como "jardinería", "dentista" o "vestidos azules" probablemente necesiten más información antes de comprar. Es posible que no estén seguros de lo que necesitan o de lo que están disponibles. Con su sitio web, puede mostrar en detalle lo que ofrece y animar a los clientes a profundizar.
Tenga en cuenta que el propósito de un sitio web es informar, no necesariamente vender, ese es el trabajo de la página de destino. Es mejor hacer que su sitio web sea útil e informativo. Aquí hay algunos escenarios en los que necesitaría un sitio web, y cómo debería verse esta parte de su sitio web.
Comercio electrónico: al igual que los pasillos de una tienda, las diferentes páginas de su tienda en línea organizan sus productos por marca o tipo. También puede describir cada categoría de producto y responder preguntas o resaltar características clave.
Prestación de servicios: con páginas de servicio dedicadas, los usuarios pueden encontrar lo que buscan más fácilmente. Esto también hace que su mensaje sea más claro y garantiza que cada servicio reciba la atención que merece.
Diferentes ubicaciones: cuando cada ubicación tiene una página en su sitio web, los visitantes pueden obtener más información sobre la ubicación cercana a ellos sin realizar una búsqueda por separado.
Proporcione una función: si ofrece una forma de hacer pedidos en línea, programar una cita o descargar investigaciones, necesitará más de una página. Esta sección de servicio en línea está conectada a la parte pública de su sitio web, sin embargo, estaría "cerrada", lo que significa que requiere información de inicio de sesión para acceder. Los clientes potenciales, los clientes o el personal pueden acceder a esta funcionalidad.
Aquí hay algunos ejemplos de funciones que su sitio web puede proporcionar.
Tienda: Si está vendiendo productos, necesitará varias páginas para recopilar de forma segura la información de los clientes y llevarlos a través del proceso de compra.
Programación: puede usar un calendario, registro de citas o un formulario para completar esto, pero todo esto requerirá varias páginas.
Investigación: si bien se puede acceder a algunos trabajos de investigación a través de las páginas de destino (más sobre esto más adelante), una biblioteca de investigación para usuarios seleccionados requerirá un área separada y cerrada de su sitio web.
Foros: Para que los usuarios dejen comentarios o comiencen discusiones sobre un tema o publicación, necesitarás un sitio web.
Funcionalidad personalizada: con el desarrollo adecuado, su sitio web puede proporcionar todo tipo de funcionalidad específica para sus productos, servicios, modelo de negocio, personal o clientes.
Relación con los clientes: su sitio web le permite mostrar la cultura, la misión, los valores y el estilo de su empresa. La voz de su marca y el diseño de su sitio web deben trabajar juntos para lograr una apariencia a la que se conecten los clientes ideales.
Si bien esto se puede lograr con una sola página, es más difícil crear un mensaje claro. Con un sitio web, puede comunicar diferentes mensajes, como su misión o valores, en páginas dedicadas, mientras mantiene un estilo coherente en todo el sitio.
Misión: El objetivo de tu empresa. Ejemplo: resuelva un problema, ayude a las personas a vivir una vida mejor o proporcione una experiencia fantástica.
Valores: los ideales o la ética que impulsan su empresa. Ejemplo: honestidad, perseverancia, dedicación, trabajo duro o integridad.
Cultura: cómo es trabajar en tu empresa. Ejemplo: casual o profesional, rápido o relajado, familiar o jerárquico.
Estilo: El ambiente o actitud de su empresa. Ejemplo: moderno y divertido, académico e informativo, prestigioso y serio.
Página de inicio vs Sitio web: cuándo usar una página de destino
página de inicio vs sitio web
Publicidad PPC: Google juzga la calidad de los anuncios de pago por clic (PPC) en parte por su relevancia para la página vinculada, y una página de destino específica creada alrededor del anuncio será más relevante que una página general de Productos o Servicios. Esto significa que aparece más alto en los resultados de búsqueda y brinda a los visitantes lo que están buscando. Puede usar publicidad PPC y una página de destino dedicada para cualquiera de las siguientes ofertas:
Nuevo producto: apunte las palabras clave relevantes en su anuncio de PPC y cree una página de destino con su nuevo producto. Esto le permite impulsar las ventas al resaltar este producto exclusivamente.
Descuento: los clientes que buscan un precio particular probablemente responderán a las palabras clave relacionadas con el costo y una página de destino con un descuento.
Evento: aunque también es aconsejable incluir un evento en su sitio web para sus clientes o admiradores existentes, una página de destino llegará a los usuarios que buscan exclusivamente el evento y es posible que no estén buscando su negocio.
Nueva ubicación: esto también debe adjuntarse a su sitio, pero agregar una página de destino con una campaña de PPC le dará a la nueva ubicación más visibilidad desde el principio.
Imanes de plomo: su imán de plomo puede ser cualquier tipo de contenido útil que se puede seleccionar mediante un formulario. Un usuario completa el formulario en la página de destino, proporcionando al menos su nombre y correo electrónico para que se conviertan en clientes potenciales, a fin de ver la oferta en la página de agradecimiento adjunta. Esta es la razón por la que una página de destino también se puede llamar una página de inclusión o captura de clientes potenciales.
Diseñe su página de destino especialmente para el imán principal, con todo el enfoque en el contenido, la forma y las palabras clave. Envíe el enlace de la página de destino a sus clientes potenciales existentes como una estrategia de fomento de clientes potenciales o utilícelo con medios sociales , palabras clave orgánicas específicas o publicidad PPC para generar nuevos clientes potenciales.
Con una página de destino, no tiene que actualizar todo el sitio con cada nueva oferta de contenido. Aquí hay algunas ofertas de contenido o imanes de plomo que podría usar:
Seminario web: responda las preguntas de los clientes con un panel de expertos o su propio personal en un video en vivo o pregrabado.
Ebook: comparta su experiencia en la industria en un libro electrónico informativo.
Prueba gratuita: con una muestra gratuita o una oferta de servicio limitada, puede atraer clientes interesados ​​y de alta calidad.
Guía: lleve nuevos clientes potenciales a través de un proceso complicado, paso a paso.
Lista de verificación: proporcione todos los pasos o elementos necesarios para completar una tarea.
Llamada de atención: sin botones de navegación, enlaces, blogs u otras distracciones, una página de destino mantiene y dirige la atención de un visitante mejor que todo el sitio web. Cuando un usuario llega a una página de destino, solo puede completar la oferta o volver a los resultados de búsqueda.
Pruebas: dado que una página de destino es solo una página con un enfoque, es mucho más fácil de probar que partes de su sitio web. Algunas empresas prueban dos o tres versiones diferentes de la página de destino, otras prueban 40 o 50. Con las herramientas adecuadas, puede probar su página continuamente, haciéndola lo más fácil de usar y convincente posible.
Cualquier tipo de página principal, página de destino o página de compresión puede, y generalmente debería, ser probada. Esto es especialmente cierto si la promoción de la página principal es a largo plazo, o si no está funcionando tan bien como se esperaba. Aquí hay algunos aspectos de tu página que puedes probar;
Copia: el texto en las páginas de destino suele ser breve, pero se debe seleccionar cuidadosamente qué hay allí. Agregar un poco más de información, eliminar texto excesivamente prolijo o hacer que la copia esté orientada a la acción puede cambiar el impacto de la página.
Personalización: las páginas que personalizan el contenido con información existente sobre clientes potenciales suelen tener tasas de conversión mucho más altas .
Voz: Dependiendo de su audiencia, hacer que su página sea más informal o profesional, alegre o seria, detallada o general, puede marcar la diferencia.
Medios: Agregar o cambiar una imagen o un video puede cambiar las tasas de conversión. Por ejemplo, las imágenes con caras de personas tienden a inspirar más confianza que las que no tienen. Las páginas de destino con videos tienden a funcionar mejor que las que no lo tienen.
Palabras clave : elegir las palabras clave adecuadas puede afectar la cantidad de personas que ven la página y si la página de destino es relevante. Pruebe diferentes palabras clave en los anuncios o en el SEO en la página y evalúe el tráfico y las conversiones.
Atraiga clientes diferentes: no tiene un solo saludo para todas las personas que conoce y no debe tener una sola página para todos sus clientes. Si bien su sitio web sigue siendo el mismo, puede crear páginas de destino personalizadas para atraer a ciertos segmentos del mercado. Tenga en cuenta que el contenido, la oferta, el estilo de la página y la publicidad que elija determinarán el impacto de la página en el nuevo mercado.
Ubicación: las páginas de destino dedicadas a una ubicación específica facilitarán la búsqueda de los clientes en esa área.
Demográficos: la edad, los intereses, la educación y otros factores pueden influir en los productos o servicios que buscan los clientes y a qué tipo de páginas de destino responderán.
Precio: algunos clientes buscan calidad, independientemente de los gastos, mientras que otros compran solo por el precio. La página de destino correcta puede ayudarlo a dirigirse a cualquiera de los grupos y señalarlos hacia los productos, servicios o contenido correctos.
Si se está preguntando sobre una página de destino frente a un sitio web, considere usarlos a la vez. Cada uno debe ser usado para diferentes cosas, y ninguno debe ser reemplazado por el otro. Si no ha utilizado las páginas de destino anteriormente, o si aún no ha creado un sitio web, ahora es el momento perfecto para comenzar.
Diseño web talavera o diseño web Toledo
submitted by Beaspaces to u/Beaspaces [link] [comments]


2016.10.20 11:19 EDUARDOMOLINA Viçens Navarro: El desvergonzado partidismo y sectarismo de "El País". Este tipo de comportamiento de sectarismo aparece también abusivamente en su cobertura del partido Podemos y de la coalición Unidos Podemos, y que ahora incluye también.... al Sr. Pedro Sánchez

http://blogs.publico.es/dominiopublico/18208/el-desvergonzado-partidismo-y-sectarismo-de-el-pais/
"Bajo la dirección de Antonio Caño, que fue en su día el corresponsal de El País en EEUU (ver mi artículo “El sesgo profundamente derechista de Antonio Caño, el nuevo director de El País”, Público, 24.02.14), el diario ha alcanzado unos niveles de partidismo derechista que no tienen nada que envidiar al partidismo exagerado que muestran rotativos como La Razón y el ABC, periódicos que representan muy bien la escasa calidad y manipulación que caracterizan a la derecha española (que en el espectro político actual en la Unión Europea correspondería a la ultraderecha). Ni que decir tiene que hay columnistas y colaboradores de gran valía en tal periódico, con orientación progresista. Pero, además de ser una pequeña minoría entre los colaboradores y articulistas de este medio, ahora guardan un silencio ensordecedor frente a dicho sectarismo, y falta de profesionalidad, lo que parece reflejar un temor a la disidencia en un ambiente profesional con escasísima diversidad intelectual donde se excluyen sistemáticamente posturas críticas con sensibilidad de izquierdas. El “anti-izquierdismo” de El País alcanza niveles semejantes al del Daily Telegraph en el Reino Unido, o al del Wall Street Journal en EEUU. Con su abusiva manipulación y vulgar estilo (generalizado en la cultura de mala leche que caracteriza a la derecha en este país), intenta destruir a aquel a quien El País considera que es su adversario (mejor dicho, y tal como lo proyecta tal rotativo, su enemigo). Permítanme varios ejemplos.
La excesiva utilización y manipulación de un inexistente antiamericanismo
El columnista Xavier Vidal-Folch, que escribe frecuentemente sobre temas económicos, firmó un artículo (“Última oportunidad”, El País, 26.09.16) a favor del Tratado de Libre Comercio entre EEUU y la UE en el que definió a los que se oponían a dicho tratado como “antiamericanos” (con lo cual quería decir antiestadounidenses, pues la mayoría de americanos viven en el sur y centro de las Américas, no en el norte), acompañando predeciblemente esta definición con toda una serie de insultos y sarcasmos que, por desgracia, son costumbre en este columnista (al cual, por cierto, solía leer en tiempos pasados, pero lo hago con menos frecuencia desde que su estilo y narrativa han cambiado bajo la nueva dirección del diario). Según tal definición de “antiamericanismo”, nos encontramos con que la mayoría del pueblo estadounidense, así como la mayoría de sindicatos de EEUU, además de los dos candidatos a la presidencia de EEUU, el Sr. Trump, candidato del Partido Republicano, y la Sra. Hillary Clinton, candidata del Partido Demócrata, son, todos ellos, “antiamericanos”, pues todos ellos están en contra de tal tratado (la Sra. Clinton pasó de apoyarlo cuando fue Secretaria de Estado -equivalente a Ministro de Asuntos Exteriores- del gobierno Obama, a distanciarse ahora durante la campaña electoral). Lo que este articulista está haciendo es lo que siempre han hecho las derechas de cualquier país, confundiendo al Estado con el país. De ahí que definan a los movimientos (por regla general de izquierdas) que se oponen a las políticas públicas promovidasy/o llevadas a cabo por el gobierno federal de EEUU como antiestadounidenses, aun cuando muchas de tales políticas públicas cuenten también con la oposición y desaprobación de la mayoría de la ciudadanía estadounidense.
En realidad, el desconocimiento de EEUU de tal columnista es sorprendente. En otro artículo reciente, “Nostalgia de Obama” (17.10.16), en alabanza del Presidente de EEUU indicaba que uno de sus méritos había sido poner fin “al militarismo imperial de Cuba” (cita directa del artículo), afirmación que se espera de los Eduardo Inda de este país, pero que considero lamentable leer en las páginas de El País. Cualquier observador, mínimamente objetivo, de la política exterior de Cuba, puede ver que su ayuda exterior no es en materia militar, sino en causas humanitarias (ayuda en las regiones del ébola en África, en el huracán en Haití, y en muchos otros lugares del mundo), ayuda que ha sido ejemplar, como es ampliamente reconocido, incluso por el propio Presidente Obama (cuyo Estado federal, por cierto, tiene bases militares por todo el mundo) y por el Secretario de Estado de EEUU, el Sr. Kerry. La cantidad y calidad de tal ayuda, con el compromiso ejemplar de los profesionales sanitarios que participan en ello, ha sido alabada extensamente, incluso por voces conservadoras capaces de ser objetivas.
La demonización de Pedro Sánchez (ahora) y de Pablo Iglesias (siempre)
Este tipo de comportamiento de sectarismo aparece también abusivamente en su cobertura del partido Podemos y de la coalición Unidos Podemos, y que ahora incluye también al hasta hace poco Secretario General del PSOE, el Sr. Pedro Sánchez. Sus reportajes tienen como objetivo no ya criticar, sino destruir a los dirigentes de partidos políticos que son considerados adversarios (perdón, enemigos). Uno de los últimos editoriales de El País sobre Pedro Sánchez (“Salvar al PSOE”, 29.09.16) alcanzaba unos niveles de insulto y sectarismo que se reproducen constantemente, en este rotativo y otros medios del Sr. Juan Luis Cebrián, en la cobertura del Secretario General de Podemos, el Sr. Pablo Iglesias. En aquel editorial se utilizan todo tipo de adjetivos insultantes, acusándole de no haber dimitido (antes de que lo hiciera), por haber sido, supuestamente, responsable de la caída de votos socialistas en Galicia y en el País Vasco. Esta personalización de responsabilidades, exigiendo la dimisión de Sánchez como consecuencia del descenso electoral del PSOE, contrasta con los editoriales que escriben a favor de la Sra. Susana Díaz, Presidenta del Gobierno Andaluz, bajo cuyo mandato el PSOE ha alcanzado el apoyo electoral (en porcentaje de votos) más bajo conocido en Andalucía.
En realidad, este retroceso del PSOE viene ya de muy lejos y se debe a su conversión al neoliberalismo, conversión que fue alentada y apoyada por el propio El País, uno de los rotativos españoles que ha promovido más intensamente esta ideología neoliberal, cuya aplicación por parte de sucesivos gobiernos españoles (gobierno Zapatero y gobierno Rajoy) ha sido sumamente perjudicial para el bienestar de las clases populares de este país. No es, pues, de extrañar que tales clases hayan ido abandonando su apoyo al PSOE. Las responsabilidades de tal retroceso electoral son muchas, incluyendo las del propio rotativo que sistemáticamente, en su campaña propagandística a favor de las políticas neoliberales promovidas por el establishment financiero-político y mediático europeo, excluye a economistas españoles de sus páginas de opinión que cuestionan la sabiduría convencional neoliberal que el diario promueve.
La mentira y manipulación como táctica del rotativo
Pero, por si el editorial citado anteriormente no fuera poco, el responsable de Opinión de El País, el Sr. José Ignacio Torreblanca (responsable de la exclusión de voces críticas en tal sección), escribió hace unos días un artículo en el que, de nuevo, insulta a aquellos que responsabilizan a los barones del PSOE, incluido Felipe González, de oponerse a la alianza PSOE-Podemos prefiriendo, en su lugar, la continuación del gobierno Rajoy. Torreblanca indica, como dicen los barones, que no hay alternativa posible a Rajoy, pues las izquierdas no suman ahora, ni sumaron en 2015, los escaños suficientes para permitir una alternativa de izquierdas. Concluye, pues, como también concluye el editorial de El País del mismo día, que Sánchez está llevando “al PSOE al abismo por la quimera de querer pactar con un Podemos que no quiere pactar con él” (el subrayado es mío) (ver el artículo “Quimeras“, El País, 29.09.16).
Este personaje está mintiendo (y él lo sabe), pues es a todas luces visible y público que Podemos, tanto en 2015 como en 2016, expresó su deseo de pactar con el PSOE. Fueron los barones del PSOE y el propio El País los que no quisieron, y solo permitieron que se abriera esta posibilidad una vez el PSOE pactara primero con Ciudadanos, estableciendo una dinámica que sabían a priori que sería muy difícil para Podemos poder aceptarla. El frente PSOE- Ciudadanos representaba una alianza hostil a la plurinacionalidad de España, defendida por Podemos, cuya estructura casi federal incluye fuerzas claramente opuestas a la visión uninacional de dicho frente. Es más, el pacto entre el PSOE y Ciudadanos mantenía elementos claves del neoliberalismo imperante. Si el PSOE hubiera estado interesado en explorar alternativas, lo lógico es que se hubiera sentado para pactar con Podemos, y no con Ciudadanos; y luego, conjuntamente, explorar alianzas con otros partidos.
Y lo mismo está ocurriendo ahora, en 2016. La diferencia en este momento es que una vez vistas las intenciones reales de Ciudadanos (que siempre incluyó gobernar con el PP), Pedro Sánchez estaba dispuesto a pactar con Unidos Podemos -UP- (lo cual tenía que haber hecho ya en 2015). Y Unidos Podemos había invitado a Pedro Sánchez a explorar una alternativa al gobierno Rajoy liderada por una alianza PSOE-UP. El País y sus portavoces sabían de ello (pues era pública la invitación de Pablo Iglesias a Pedro Sánchez) y mienten a sabiendas. La alianza PSOE-Unidos Podemos podía haber conseguido el apoyo de los otros partidos que han indicado y expresado su deseo de que desplacen del gobierno al partido gobernante más corrupto de Europa. Pero El País jamás lo permitió. Con una actitud apostólica, digna de la mejor causa, mintió, manipuló, insultó e intentó destruir a los que el Sr. Cebrián considera sus enemigos (a los cuales, además, su diario define como anti España). Y a este comportamiento lo definen como democrático y defensor de la libertad de prensa, todo ello sumamente predecible.
Las manipuladoras encuestas de EL PAÍS
Y semejante manipulación aparece también en las encuestas que periódicamente publica El País, haciendo siempre coincidir sus resultados con los deseados por la dirección del diario, confirmando sus tesis. En realidad, en el artículo que el director de la compañía que realiza las encuestas de El País (el Sr. Toharia) escribió acompañando la publicación de la última encuesta, este dejó cualquier atisbo de objetividad en su descripción de los resultados de la encuesta, saltando ya directamente a proponer los cambios políticos que también proponía la línea editorial, que coincide con la propuesta del aparato y barones (pero no de la militancia) del PSOE, representados, por cierto, por el Sr. Felipe González y el Sr. Rubalcaba, conocidos barones de este partido, que se sientan en el Consejo Editorial de El País (José Juan Toharia, “Tocado, pero no hundido”, El País, 16.10.16).
La obsesión enfermiza contra Pablo Iglesias
El País, como la mayoría de medios de información y persuasión españoles, tiene una obsesión enfermiza contra el Secretario General de Podemos, el Sr. Pablo Iglesias, que alcanza dimensiones delirantes en editoriales como el titulado “Iglesias desatado” (18.10.16), en el que se presenta la supuesta batalla entre Errejón (sobre quien El País había mentido indicando que deseaba desbancar a Iglesias como Secretario General) y Pablo Iglesias como si la hubiera ganado este último, habiendo abandonando de forma oportunista la socialdemocracia para convertirse al allendismo. Tengo que admitir que tuve que leer este editorial dos veces, pues me era difícil aceptar que el que escribió tal editorial pudiera ser tan ignorante, pues, por lo visto, desconocía que el gobierno de Unidad Popular (presidido por Allende), al cual tuve el enorme privilegio de asesorar, era socialdemócrata, intentando desarrollar el socialismo a través de la vía democrática, proyecto que el aparato del PSOE (pero no su militancia) habían y continúan abandonando.
Última observación: ¿hasta cuándo este silencio ensordecedor?
Para los que habíamos colaborado hace ya tiempo con El País y teníamos esperanzas de que podría ser un rotativo que rompiera con el enorme conservadurismo de los medios en España, nos entristece que se haya convertido en uno de sus mayores puntales, presentando, editorial tras editorial, y encuesta tras encuesta, el anti-izquierdismo que tipifica a la gran mayoría de los medios, convirtiendo España en una dictadura mediática. Y mientras, nos debemos preguntar ¿Hasta cuándo las voces auténticamente democráticas dentro del rotativo permanecerán calladas? ¿Cuándo romperán su silencio ensordecedor? Ya va siendo hora de que, de la misma manera que hubo periodistas e intelectuales durante la dictadura que protestaron por la manipulación de la prensa y televisión durante aquel régimen, existan ahora voces semejantes que protesten frente a la dictadura mediática que este país está sufriendo.
Una última nota. Las voces críticas, por desgracia, no tienen acceso a los grandes medios. De ahí que tenga que hacer el ruego de que el lector comprometido con la libertad de expresión necesaria pero no existente en este país, distribuya extensamente este artículo. Gracias."
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2016.04.28 08:54 EDUARDOMOLINA Rajoy , el indecente decente.Se avecina una lucha sin cuartel. Echarán mano de sus especialistas en la guerra sucia, tienen un importante arsenal, para tratar de romper la columna vertebral de Podemos e IU.- Fernando López Agudín. Diario Público.

http://blogs.publico.es/fernando-lopez-agudin/2016/04/28/rajoy-el-indecente-decente/
"Sánchez ha rectificado, Rajoy no. Por lo tanto, el presidente de Gobierno en funciones ya no es indecente, el secretario general del PSOE continúa siendo un miserable. Signo inequívoco de la muy desigual correlación de fuerzas en el bipartidismo. La Moncloa ha doblegado el pulso que le echaba Ferraz. El líder socialista intenta allanar el camino hacia el pacto con el PP, a la vez que busca patéticamente un lugar al sol de la Gran Coalición, que tratará de formar si el Partido Popular evita el sorpasso de Podemos en las elecciones del 26 de junio. La convocatoria electoral refleja la contundente derrota política de quienes, tras el fracaso del llamado Gran Centro, aún se resistían como gatos panza arriba a ser pasados por las urnas.
Ya puede cerrar su teléfono Baldoví, que dijo que no lo cerraría por si el PSOE recapacitaba. Es toda una lección para los dirigentes de Compromís y demás hombres de mejor o peor voluntad. El intento de instrumentalizar la pluralidad de Podemos, evidente en este pacto a espaldas de Pablo Iglesias, apenas ha tenido recorrido, ya que el margen de maniobra de Pedro Sánchez es nulo. Por un lado, Albert Rivera denunciando el acuerdo de su socio, y por otro, Susana Díaz, obligándole a sustituir un gobierno de coalición por uno de independientes, lo convirtieron en papel mojado. No ha sido la primera tentativa socialista para intentar romper Podemos y, probablemente, si Iglesias se descuida no será la última antes de que se abran las urnas.
El problema grave del PSOE es que está muy quebrado. Viejos contra jóvenes, socioneoliberales contra socialdemócratas, partidarios de sumarse a la Gran Coalición frente a los que querrían impulsar la unidad popular con Podemos e IU. No es casual tampoco, al margen de la vinculación de Juán Luis Cebrián en los papeles sucios de Panamá, la ruptura de la potente red mediática, creada bajo los gobiernos de Felipe González y Rodríguez Zapatero, que tan importante papel ha jugado desde finales de diciembre. El momento de esta crisis no puede ser peor para el PSOE. Justo en vísperas de su más arriesgada campaña electoral, el grupo Prisa y la Sexta se enfrentan duramente por un grave problema personal del Presidente Ejecutivo de Prisa, Juan Luis Cebrián.
La preocupación cunde en todas las altas instancias del sistema. Más allá de las consecuencias personales para políticos y periodistas, lo que les alarma es el fracaso del tándem Rivera-Sánchez, a la hora de intentar encubrir la política de Rajoy, con un disfraz regeneracionista que sirviera de cebo para incautos e ilusos. Solo les queda Rajoy, al que hasta ahora pretendían presentar como chivo expiatorio de la corrupción, para vender un recambio personal sustitutivo de un cambio político y económico. Hoy les toca viajar a la Moncloa, como antaño lo hicieron a Canossa, aún sabiendo que su inquilino es el menos indicado para librar la inminente batalla electoral. Pero no hay otro.
Hay que remontarse muchas décadas atrás para poder encontrar unas elecciones análogas. Estas elecciones ya no van a consistir en escoger entre la alternancia PP o PSOE, como en todas las citas electorales desde 1977, sino en elegir entre dos alternativas: el modelo social precario de PP-Ciudadanos o el modelo social solidario Podemos e IU. El desconcierto de los poderosos es ilimitado. Más de cuarenta años de hegemonía absoluta desembocan en un poder social contra hegemónico. Para colmo de sus desgracias, deben batirse solo en la trinchera socioeconómica sin la cobertura de la supuesta amenaza catalana o los crímenes de ETA.
Se avecina una lucha sin cuartel. Echarán mano de sus especialistas en la guerra sucia, tienen un importante arsenal, para tratar de romper la columna vertebral de Podemos e IU. Impedir que se forme e impedir que sirva de buen soporte a la hegemonía social de los de abajo. El práctico empate existente en la primavera entre PP y Podemos_IU, unos seis millones de votos, puede convertirse en el sorpasso de las fuerzas progresistas nada más comenzar el próximo verano. Si sucediera así, los poderosos tienen dudas más que fundadas sobre cuál sería la futura línea del PSOE, una vez desalojada la guardería política que es hoy Ferraz. No son lo mismo, aunque digan lo mismo, los herederos de González, partidarios de la Gran Coalición, que los de Zapatero, que guardan un significativo mutismo. Para no correr ese riesgo, todos los poderes políticos, económicos, sociales e institucionales de la vieja España van a ser movilizados en orden cerrado de combate contra Garzón e Iglesias."
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]